Atlantis and the Atlanteans
   
   
 

Toth el Atlante, Etey y Ptahhotep

Libro de los Nacidos en la Luz.
Revelaciones de los Divinos Atlantes

 

Anotado por Anna Zubkova

Editor de la versión rusa
Dr. Vladimir Antonov

Con comentarios de
Pitágoras, Elisabeth Haich y Vladimir Antonov

Traducido por Juan-Cruz Aguirre


Los Maestros Divinos que vivieron en la Atlántida siguen dando Su Conocimiento a las personas que habitan la Tierra hoy día. Ellos enseñan, entre otras cosas, acerca de los principios de la educación espiritual, sobre la evolución de la conciencia y sobre el significado de nuestras vidas, así como sobre su realización.

Este libro será interesante y útil para cualquier persona que busque la Perfección espiritual.

Índice

Toth el Atlante

Claves de los misterios de la existencia

Capítulo uno. Clave de la Libertad

Capitulo dos. Clave del Silencio

Capítulo tres. Clave del Amor

Capítulo cuatro. Clave del Trabajo

Capítulo cinco. Clave del Conocimiento

Capítulo seis. Clave del Poder

Capítulo siete. Clave de la Unidad

Capítulo Ocho. Clave de la Inmortalidad

Capítulo Nueve. Clave del Fuego

Conclusión

Etey

Patrimonio de la Atlántida en la Hélade. Enseñanzas Órficas

Lámpara uno: Hay un solo Dios, el Creador de todo lo existente en el universo «manifestado»

Lámpara dos: El lugar del ser humano entre la Creación y el Creador

Lámpara tres: Un alma viene a la Tierra muchas veces

Lámpara cuatro: La ética es el primer paso de la purificación

Lámpara Cinco: El Amor es el estado de Dios; quien recorre el Camino se acerca al Creador mediante los peldaños del Amor.

Lámpara Seis: ¡Hombre-Dios es posible!

Lámpara Siete: La creatividad es una manera de transformar el Alma en la Llama Creativa

Ptahhotep

Conocimiento de la tesorería del antiguo Egipto

Dios

Perfección

Luz

Corazón

Ética

Destino

Sabiduría

Conclusión

Apéndice de comentarios:

Pitágoras — Evolución del Absoluto y de un ser humano en Él

Elisabeth Haich — Sobre la importancia del conocimiento espiritual

Vladimir Antonov — Artículos y Conferencias

Sobre el yoga

Fe y Conocimiento

¡Ama al Señor, tu Dios! ¡Ama a tu prójimo!

Lo que es más importante en nuestras vidas

Buddhi yoga (conferencia impartida en un sitio de poder)

El «yo» inferior y el «Yo» Superior (Conferencia impartida en un sitio de poder)

Literatura recomendada

Toth el Atlante

Me gustaría hablar a través de ti. Te sugiero empezar a escribir un nuevo libro. Puede ser llamado «El libro de los nacidos de nuevo en la Luz: Claves para los misterios de la existencia».

Estaré agradecido a cualquiera que pueda ayudar a materializar esta idea para la gente de tu tiempo y para las futuras generaciones.

Mi conocimiento de la Atlántida, Egipto y Grecia es espléndido.

Yo soy uno de los Transmisores de la Verdad para la humanidad. ¡Mi Trabajo es este! ¡Lo he hecho antes y sigo haciéndolo ahora mismo!

Me gustaría que la gente asociara Mi nombre no únicamente con rollos de papiro depositados junto a las cabeceras de cuerpos muertos o con rituales olvidados… Mi Mensaje llegó a las gentes a través de las Tablas de Esmeralda, pero aun eso tampoco es todo...

¡Escucha y conocerás aquello que aún no he dicho a las personas!

Las Escuelas del conocimiento espiritual superior ¡son indestructibles! Existen como una especie de biblioteca viviente. Aquí el conocimiento no está contenido en libros, sino en las Almas; en Quienes asimilaron la Sabiduría y la Luz. ¡Este conocimiento queda preservado eternamente debido a que esas Almas son inmortales!

Ahora es tarea tuya hacer accesibles algunos de esos grandes tesoros del Espíritu.

* * *

¡Atención, oh pueblo, a la voz del Atlante Que fue llamado Toth!

¡La Tierra yacía en la cuna de las Manos Creadoras cuando llegué a ella y adquirí el conocimiento del Poder Creador, en Quien existe la Fuente de todo!

Me gustaría dar un mensaje a la humanidad de la Tierra para los siglos venideros y para el momento presente. Hay instrucciones simples para la vida cotidiana, instrucciones que pueden ayudar a aquel que transita el Camino de la Luz.

¡Dios existe realmente! Él puede ser percibido por las almas-conciencias desarrolladas como la intangible y Más Sutil Luz Viviente.

Todo aquel que busca la Luz Divina y se afana para percibirla, ¡La conocerá!

A tal fin el alma se debe refinar, tiene que volverse tiernamente transparente. Y entonces empieza a arder con el Fuego Divino.

¡Quiero hablaros sobre el Camino que conduce a la Luz!

Daré nueve claves de los misterios ocultos ¡en el interior de cada uno!

Las claves de todos los misterios de la existencia están en cada uno de nosotros, en nuestra naturaleza multidimensional, análoga a la estructura multidimensional del universo.

Cuando digo que están ocultas no me refiero a que alguien las haya escondido, sino sólo a que ¡todavía no han sido descubiertas y comprendidas por nosotros!

Una semilla tiene la posibilidad de convertirse en una planta. De la misma manera, un ser humano ¡tiene la posibilidad de convertirse en Dios! Exactamente igual que el destino natural de una semilla es convertirse en una planta, así ¡el destino natural de cualquier persona es crecer y llegar a ser Dios!

No cada semilla y no cada persona crece y hace realidad su potencial. Pero los seres humanos son conscientes. Ellos ¡son capaces de comprender los peldaños del crecimiento de un alma y de moverse a lo largo de ellos hacia la Unificación con la Luz Primordial!

Los seres humanos no son cuerpos materiales. La materia es sólo una vestimenta temporal de un alma.

Los seres humanos son almas, ¡almas nacidas para obtener la Inmortalidad! La predestinación de cada una de ellas es ¡convertirse en aquella Alma Que porta la Luz y luego enriquecer el Océano Unido de Los Perfectos, el Océano Que crea cada cosa en el universo!

¡Por eso te doy esas claves! Puedes tomarlas y usarlas para obtener el amor, la sabiduría y el poder en tu Camino de Autoperfección.

Claves de los misterios de la existencia

Capítulo uno.
Clave de la Libertad

¡Recuerda, oyente! ¡El futuro empieza hoy! ¡Comienza ahora mismo!

Tu futuro ¡empieza siempre justo ahora, así como el futuro de toda la Tierra! ¡Recuerda eso!

Esta es mi clave de la libertad: ¡uno determina su propio futuro por sí mismo! ¡Ahora mismo puedes crear tu propio futuro!

Más aún, incluso sin saberlo, inevitablemente lo haces. Si bien ¡puedes también hacerlo conscientemente!

Cada momento del tiempo es el presente ¡que determina tu futuro!

El pasado ya se ha ido. ¡Él siempre no existe! Permanecen contigo aquellas cosas del pasado que no estás dispuesto a dejar atrás, que son queridas para ti, que agarras firmemente y a las que estás fijado, abrochado, apegado... Esas cosas pueden ser positivas o negativas y te mueven hacia adelante o entorpecen tu evolución… Sin embargo, en cada ocasión ¡tú eres el único que puede escoger, de entre todo tu pasado, aquello que tú quieres llevar contigo hacia tu futuro!

El karma negativo existe en la medida en que una persona no pueda conscientemente elegir al Creador como su única Meta y abandonar todo lo demás con el fin de ingresar en la Vida del Poder Creativo Divino.

No obstante, con vistas a prepararte a ti mismo para esta inmersión, deberías controlar tu propio futuro.

¡Eres el único que puede escoger cómo quieres vivir!

¡Ya lo escoges ahora mismo a través de tu manera de pensar y actuar, por medio de las emociones en las cuales vives!

¡Deberías decidir para qué y cómo vas tú a vivir!

¡Esto es lo que da forma a tu futuro!

La ley del karma ata a las personas sólo porque no están dispuestas a limpiarse o no quieren limpiarse a sí mismas del pasado negativo, y continúan proyectándolo hacia su propio futuro. Cada persona es uno de tales «proyectores», y proyecta hacia su propio futuro sus estados emocionales, sus patrones de comportamiento y el estado de las energías en el interior del cuerpo y del «capullo».

Para liberarse del karma negativo existe el mecanismo del arrepentimiento. Uno elimina defectos en sí mismo, y estos dejan de «proyectar» eventos hacia el futuro de uno: aquellos eventos que podrían ser necesarios para entender y eliminar los específicos defectos…

Dios está en cada cosa existente. Él revive, crea, y desarrolla la totalidad del mundo. Todo cambiará dramáticamente en la vida de aquella persona que aprenda a prestar atención y a sentir la presencia constante de Dios en su propia vida.

El amor —como la cualidad del alma— es lo que hace posible que esto suceda. El amor hacia Dios, Quien crea cada cosa en el universo, es lo que capacita a una persona para construir, ¡lo que la habilita para co-crear el futuro en cooperación con Él, el Supremo Poder Creativo!

De manera similar, la totalidad de la comunidad de las personas determina ahora mismo su futuro común en el mundo. Este depende de cada una de ellas. Ese futuro común es la suma de todas las contribuciones, grandes o pequeñas, positivas o negativas, de numerosas personas.

Aquellos Quienes se convierten Mahatmas ¡tienen la mayor responsabilidad por el destino de la Tierra! ¡Su contribución puede ser enorme!

… El pasado está abierto a cualquier persona que sea capaz de contemplar el decurso del tiempo.

El futuro es creado por aquella persona que haya conocido su propio pasado.

El futuro no está fijado. Cambia cuando nuevas causas crean nuevas situaciones. ¡Es así como cada persona crea su propio futuro ahora mismo!

Habiendo conocido tus propias ataduras, es decir, las malas cualidades del alma, ¡deberías ser consciente de la posibilidad de elevarte desde la oscuridad y brillar en la Luz!

La carne contiene las ataduras para el alma, pero al mismo tiempo esas ataduras proporcionan la oportunidad para el crecimiento.

¡Tú puedes someter y controlar los deseos de la carne mediante la abstinencia! ¡Tú puedes fortalecer tu fuerza de voluntad luchando contra tus defectos!

Al abstenerte de los excesos en la comida, conquistas el deseo de comer en demasía. A través de la abstinencia de toda charla ociosa, conquistas tu mente. A base de forzarte a ti mismo a controlar y a eliminar de inmediato tus emociones negativas, obtienes la capacidad de controlar tu esfera emocional. Por medio del cultivo del amor como el estado del alma, ¡diriges tus pasos hacia la Luz!

Los recursos para controlar el estado interno de tu propia alma están en el interior de la estructura multidimensional de tu organismo. Hablo de los chakras. Después de haber aprendido a controlarlos, a fuerza de conocerte a ti mismo en el interior tu propio cuerpo, serás capaz de abandonar temporalmente esta envoltura material ¡a fin de viajar en la Luz, conocer la Luz y unirte con la Luz!

Un cuerpo humano ¡es la singular y perfecta creación de Dios! Está diseñado para vivir 700-900 años, durante los cuales uno puede seguir desarrollándose a sí mismo como un alma. Muchos en la Atlántida vivieron tanto como eso. Puedo decir lo mismo respecto a discípulos exitosos de Dios que vivieron dispersos entre las personas en la zona central de Eurasia en la misma era.

El potencial de salud inherente a la estructura de un cuerpo humano hace posible restaurar y reavivar el desempeño de sus sistemas y órganos quebrantados. La plena aceptación y aplicación de este conocimiento ¡podría producir una revolución en la medicina moderna! Los casos de curación en los que el poder de un alma humana fue usado para restablecer las funciones corporales y la salud son bien conocidos por tus contemporáneos, a pesar de lo cual el absurdo y la barbarie, manifestados en la falta de comprensión del sentido de la vida en la Tierra, amenazan a la humanidad con problemas y desastres…

Esto es de esa manera debido a que uno de los propósitos de los desastres naturales y tecnológicos que ocurren en el planeta es obligar a la gente a empezar a pensar en el sentido de la vida humana y acerca de la vida del planeta entero sobre el cual vive la humanidad…

Tú eres una parte de aquello que es llamado humanidad y ¡puedes empezar a cambiar ambos: tu futuro y el futuro de la Tierra!

¡Y que cada persona lo haga empezando con su propia autotransformación!

… Cuando algo malo te suceda, ¡acostúmbrate a hacerte la pregunta «¿para qué?» en lugar de «¿por qué?»!

Ponerte a buscar tus faltas y errores en tu pasado ¡siempre es útil! ¡El arrepentimiento es algo necesario! Pero ¡aún más útil es mirar hacia el futuro! En este caso, la superación de cada obstáculo en tu destino te alzará hasta el exterior de un abismo de sufrimiento, al exterior de la cautividad de las causas y efectos del samsara*. Esta actitud positiva con una mirada hacia el porvenir te capacita para atravesar de forma rápida y eficiente los tramos difíciles de tu propio destino, y no lanzar sobre tu futuro sombras de nuevos errores.

Y lo más importante de todo para ti es ¡siempre sentir la Presencia de Dios en todo, en ti mismo y en lo que esté pasando contigo ahora mismo!

Capitulo dos.
Clave del Silencio

¡Presta atención a lo que voy a decir y recuerda!

Los Mensajeros de la Luz viven entre las personas ¡para evitar que el conocimiento de la Verdad se pierda!

Conozco la totalidad del Camino del alma: ¡desde un ser humano hasta Dios!

¡Y cada persona debería saber que le es posible lograr esto también! Este es el significado de la vida en el cuerpo: ¡desarrollar la conciencia individual hasta la Divinidad!

Cada cosa creada ¡sirve a este objetivo! Cada «gota de vida» —alma— debería crecer, volviéndose más y más compleja a lo largo de su desarrollo y ¡esforzándose por alcanzar la Unión con la Conciencia Suprema!

Dios —en el Aspecto del Creador— es el Ilimitado Océano de la Eterna y Más Sutil Conciencia, por medio de Quien todo fue creado y es controlado en el universo.

La Tierra es un pequeño planeta en el espacio sin límites… El cosmos rebosa de vida… Así pues ¡permite que cada estrella en el firmamento te recuerde la eterna e infinita espaciosidad en la cual Dios crea todas las cosas!

¡Deja que nuestra estrella de oro —el Sol— también te haga recordar el poder creativo de Dios!

… Cuando Yo no hablo, ¡escucha Mi silencio! Y cuando hablo, ¡escucha a mis palabras y pensamientos!

¡Satúrate y llénate con Mis estados!

¡Escucha el silencio! ¡Te doy la clave del Silencio! ¡Escucha!

… La eternidad… ¡también es posible escucharla! Ella no tiene pequeños sonidos superficiales. La eternidad es el silencio… Esta es la extensión del tiempo desde menos infinito a más infinito… Y en cada uno de los puntos de este infinito existe un momento «ahora», en el cual se encuentra el profundo silencio de la eternidad…

Los sonidos vienen y van en el río del tiempo… Pero ¡el silencio existe siempre! ¡Es el silencio del universo, el silencio de Dios!

¡Atiende! ¡Cólmate con este silencio! ¡Llénate con él de tal manera que todo lo superficial e innecesario quede desplazado!

Y entonces podrás llenar ese silencio ¡contigo mismo!

Dentro de este silencio puedes aprender la sabiduría. Gracias a esto, serás capaz de distinguir entre lo importante y lo no importante.

Al aprender a prestar atención al silencio, serás capaz de ver desde las Profundidades, ya que este silencio llena Mis Profundidades también.

Y desde allá, desde Mi Paz, la esencia de la Totalidad es visible.

La habilidad para prestar atención al silencio se desarrolla mediante la inmersión en el centro de ti mismo; en el corazón espiritual. Hay tres chakras por encima y tres chakras por debajo; y en el pecho, en la cavidad del chakra anahata, existe la parte más importante del organismo humano. Una puerta puede ser hallada en su profundidad, puerta que se abre ¡al Amor Divino y a Mi Calma!

Mas para que tal puerta se abra, el mismo nivel de sutilidad de las conciencias debe existir a ambos lados de esta puerta.


Llena tu corazón espiritual con paz y sólo entonces, en la infinitud del silencio, tú encontrarás esta puerta.

Y si llenas tu corazón espiritual con el fuego del amor hacia el Creador, la puerta a la Llama Divina de Su amor ¡será abierta para ti!

Por el contrario, si en la cavidad de tu chakra anahata sólo hay la opaca y gris media luz de la indiferencia, entonces la puerta a los mundos de la Luz no puede abrirse…

… ¡Aprende asimismo a estar en silencio entre las personas!

Las conversaciones vanas (ociosas, superficiales, vacías, hueras, etc.) de una persona que no haya dominado el silencio ¡impiden el progreso de esta misma persona y de otros a lo largo de este Camino!

Evita palabras innecesarias: ¡no cargues con ellas las mentes de tus interlocutores!

¡Evita las conversaciones ociosas de otras personas, a fin de mantener la pureza del silencio en ti mismo!

La verbosidad ¡no trae nada bueno! El exceso de expresiones habladas ¡sólo resulta en confusión!

Deja que el silencio sea iluminado ¡sólo con las palabras de la sabiduría, dadas a ti o a otros a través de ti!

Sólo aquel que ha conocido la unión con el silencio obtiene un gran beneficio: ¡la libertad de las vanas charlas de la mente!

A través del silencio, ¡abres para ti mismo el Camino del corazón y de la sabiduría!

Capítulo tres.
Clave del Amor

El amor es la llave que abre para el alma la puerta a la Luz, ¡la puerta al conocimiento del Creador!

Este Camino es el Camino del corazón espiritual. Puede ser representado como una escalera que consta de muchos peldaños y descansillos.

El grado de transformación del alma-conciencia en Amor predetermina qué habilidades le serán confiadas y abiertas a esta alma por los Guías Divinos.

La estabilidad en los estados de amor y paz es lo que debería demostrar la persona que adquiere maestría en los peldaños del Camino de la evolución. Tal persona siempre será probada por Nosotros en la estabilidad de esos estados de conciencia. Cada vez que supera con éxito una de esas pruebas, la llave del Amor le abrirá la siguiente puerta.

Sí, cuando un discípulo se acerca al siguiente nivel de iniciación, las pruebas sobre la estabilidad surgen de inmediato ante él o ella. Sólo si este discípulo puede superar los obstáculos que surgen con la ayuda de la clave del Amor, él o ella será considerado digno de ascender a la siguiente etapa del gradual conocimiento del Ilimitado Uno.

Lo recién dicho es una de las leyes del desarrollo del alma en la Escuela Universal.

Todo lo que el alma consigue antes de obtener la clave del Amor no es más que una etapa preliminar del crecimiento espiritual; es sólo un «parvulario» de la Evolución.

… ¡Deberías saber que la Luz está escondida en tu naturaleza! ¡La oscuridad es sólo la cubierta exterior! ¡Busca Luz en las profundidades de tu corazón espiritual!

¡Únicamente a través del amor es como serás capaz de llegar a la Unidad con el Todo!

¡Derrota a la oscuridad que hay dentro de ti mismo! ¡Desvanece el oscuro velo que te separa de la Luz de la Verdad!

Deberás seguir aquello que comprenderás en tu corazón espiritual debido a que es una morada de la Luz dentro de ti y el nacedero del amor, el cual, cada vez mayor, ¡puede abrazarlo todo!

¡Deja que tu amor sea el heraldo de tu mañana!

¡Deja que tu amor ilumine el comienzo de cada uno de tus días, ardiendo más y más con cada hora como un sol naciente!

¡Haz que cada día de tu vida en la Tierra no pase en vano!

¡Estate abierto con tu luz de amor a las personas que apelan a ti! Y luego permite que cada cual tome de ti, como un regalo, aquello que él o ella pueda abarcar.

Si, por el contrario, la luz de tu amor está cerrada a la gente, ¡esto es tu falta delante de Dios!

¡Derrama la luz de tu corazón como el sol derrama su luz en la mañana! ¡Haz de la llama del amor tu esencia! ¡Y entonces el alma se encenderá con el fuego del amor que abarca a cada cosa y a cada persona!

Si bien tienes que hacer un gran número de esfuerzos para que tú —un alma— puedas volverte pura y ¡arder de manera constante con la luz del amor!

Capítulo cuatro.
Clave del Trabajo

El desaliento es característico de la ociosidad.

El trabajo incansable es característico de aquel que está conociendo al Primordial.

La Luz puede ser conocida ¡sólo por aquel que trabaja!

Sin la clave del Trabajo ¡es imposible recorrer todo el Camino a la Perfección!

¡No es fácil encontrar la sabiduría!

¡No es fácil limpiar el alma y desnudarla ante la Luz!

Pero ¡sólo cuando la oscuridad en ti sea erradicada y todas las coberturas del alma sean desmanteladas, la Luz brillará en tu corazón!

La sabiduría puede ser conocida ¡exclusivamente a través de los esfuerzos!

Aquel que no hace tales esfuerzos está estancado o se desliza hacia atrás. Esto es así porque no sólo existe el Camino del desarrollo, sino ¡también el camino de la degradación, que conduce a la oscuridad! Así pues ¡esfuérzate siempre para alcanzar la Luz y no dejes de trabajar en ti mismo como un alma!

Deberías saber que Aquellos Quienes han alcanzado la Vida en la Luz no cesan en Su trabajo. Si bien Su trabajo es diferente, y puede incluir la totalidad de los mundos de vida en desarrollo.

¡La gran aspiración a conquistar tu naturaleza inferior y ganar maestría en el Camino hacia la Luz debería surgir en ti! Año tras año, con incansable esfuerzo y aspiración ¡deberías hacer acopio de sabiduría y reunir fuerza, y \x{200b}\x{200b}crecer como fuente de amor! ¡Haz grandes esfuerzos, incansablemente, a fin de obtener la libertad de todas las penosas y sombrías cadenas en el alma!

… En cada ocasión en la que llegues a un obstáculo en tu Camino y creas que has alcanzado el límite, has de saber que ¡te hallas tan sólo en el umbral de una nueva singladura de tu desarrollo, y puedes comenzar una nueva etapa de tu ascenso! ¡Los obstáculos tan sólo indican los peldaños del camino! Y Aquel a Quien tú estás conociendo ¡carece de límites!

No creas que Aquellos Quienes resplandecen con la Luz de la Sabiduría y abrazan la infinitud del cosmos fueron siempre así. ¡Hubo un tiempo en que Ellos también se adueñaron del Camino hacia la Luz, creciendo desde lo pequeño hacia lo Grande! ¡Deja que este conocimiento te fortalezca en tus esfuerzos! ¡El que no hace esfuerzos no alcanza la Meta!

De todas las posibles cosas materiales ¡ninguna te traerá felicidad si no has trabajado en el campo espiritual!

Cuando crezcas como alma tratando de llegar a la Luz, haz aún más de lo que te fue sugerido, ¡y te regocijarás!

… Todas y cada una de Mis claves abren una nueva puerta en el Camino que lleva hacia la Vida en la Luz. Utiliza esas claves ¡también para ayudar a otros que van buscando la Luz! ¡Este es el servicio que agrada al Creador!

Lo que tú has contribuido a la Existencia de la Totalidad ¡es importante! ¡Esto es lo que determina la valía de tu vida para la Vida Universal!

Los Gobernantes del mundo, los Maestros de la Vida, trabajan llevando este conocimiento a las personas encarnadas. ¡Ellos Mismos eligen qué hacer y cómo acelerar con Sus esfuerzos la Evolución de la Totalidad!

… El alma que está aproximándose a la Luz ¡es hermosa y libre! Tú, también, ¡muévete en armonía, permaneciendo en la impecabilidad y recordando que no estás caminando solo, sino que estás siendo guiado por los Mensajeros de la Luz!

Capítulo cinco.
Clave del Conocimiento

Digno de recibir la clave de los tesoros de la Sabiduría es aquel que se ha limpiado a sí mismo y está preparado para el gran trabajo de la transformación del alma en la Infinita Luz Divina.

Una persona ¡debería desear obtener la Sabiduría! ¡Que busque y que espere hallar alegría únicamente en la indagación de la Verdad!

Solamente las almas que evolucionan pueden obtener Sabiduría. Para esto habrán de volverse grandes y puras. En tal caso, la Luz de la Sabiduría resplandecerá desde ellas para otros.

… ¡Nunca podrá alguien ser en verdad libre sin conocimiento!

Sólo aquel que se hace digno de la gran comprensión, la obtiene.

¡Despierten, oh gentes, y traten de encontrar la Sabiduría!

El camino está despejado y abierto sólo para los sabios, puesto que ¡ya se han limpiado a sí mismos como almas y han conocido las leyes que les permiten entrar en la Luz! ¡Lo hicieron por su propia voluntad! ¡Nadie podría haberlo hecho por ellos! ¡Sólo por sí mismo puede alguien superar su propio caos emocional y eliminar el desorden dentro del alma!

¡Haz esfuerzos para transformarte a ti mismo en tu camino de vida, para que tu vida no pase en vano en el caos y la oscuridad!

¡Esfuérzate por convertirte en Luz solamente, destruyendo las tinieblas en ti mismo!

¡Dirige tu mente a la percepción de la Unicidad de cada cosa que existe!

¡No causes perjuicio injustificado a ninguna criatura!

¿Acaso el miedo te mantiene esclavo? ¡Dirige tu camino hacia la Luz, y te olvidarás del miedo!

No temas, ¡pues la Luz es tu esencia potencial! ¡Y el conocimiento es tu legado, que vino a ti de manos de aquellos que viajaron a la Luz antes que tú!

Deberías saber que el conocimiento se puede obtener sólo a través de la práctica. Lo que tú has visto y oído se convierte en conocimiento sólo por la experiencia del alma. El conocimiento de esta manera obtenido te pertenece, ¡y la Sabiduría crece de ese tipo de conocimiento!

La Sabiduría del alma ¡no será separada de ella tras la muerte de su cuerpo! Nacerás otra vez, en un nuevo cuerpo, poseyendo las habilidades y la sabiduría desarrolladas en tus previas encarnaciones.

Los Grandes Maestros viven Sus vidas siendo desconocidos para la mayoría de las personas, ¡pero es difícil sobrestimar la importancia de lo que Ellos hacen! Una y otra vez dan a las gentes de la Tierra las Eternas Enseñanzas de Dios, insertando las chispas del sagrado conocimiento en las mentes y los actos de personas encarnadas. A veces Ellos incluso se invisten en cuerpos humanos para hacer que la pureza del conocimiento se escuche de nuevo, antes de que sea olvidado o deformado por las muchedumbres…

La conciencia de una persona promedio es de limitado tamaño. Pero las Conciencias de los Grandes Maestros ¡son infinitas y están hechas de la Luz Que es Una con el Creador! Ellos resplandecen como Lámparas de la Verdad entre las personas.

Diferentes civilizaciones surgen y caen. Nuevas oleadas de almas aparecen y fluyen, ascendiendo y descendiendo…

Cada ascenso y declive de las civilizaciones contribuye al crecimiento de las almas…

Sin embargo, Aquellas Almas Que han conocido la Luz Primordial no caen junto con la ola que cae. Se convierten en Faros para el resto de personas en el Camino a la Luz.

Muchas veces se alzaron las olas del desarrollo de las personas en la Tierra. Esas olas se movieron, desde estados levemente superiores al nivel animal promedio, hasta el nivel de las Gentes de la Verdad.

Cada vez el Uno Primordial recoge Su cosecha. Él entonces labra un nuevo campo y siembra las semillas para Su próxima cosecha.

¡No culpes a una persona que no va hacia la Luz por razón de su ceguera! ¡Cada semilla tiene su propio periodo para comenzar a germinar! Y no todo el mundo puede aceptar el conocimiento enseguida.

¡Debes ser como el Sol que calienta un campo arado y además llena los frutos de dulzura!

No todas las semillas germinarán. No todas las plantas traen fruta… El sabio conoce que esta es la norma en la Evolución de la Totalidad.

Pero ¡tú deberías servir al Resurgimiento de la Sabiduría sobre la Tierra!

Todo Aquél que ha conocido la Sabiduría ¡debe construir la Lámpara encendida del Conocimiento para los descendientes!

… Una persona ¡debería acercarse a la Luz Primordial! Pero esto es imposible sin que el alma se purifique de las fallas éticas. Aquellos que tienen el coraje para iniciar el Camino hacia la Luz deberían saber que el Morador de las Profundidades no admite en la Luz a personas indignas: ¡primero deben limpiar todas las impurezas y todo lo grosero en sí mismas!

Deberías ser consciente de que cualquier defecto tuyo es tu negación de la Luz del Creador dentro de ti, mientras que el amor es la base para la formación y el desarrollo de las cualidades divinas. Esta es la clave para la adquisición de Sabiduría.

Yo, Toth el Atlante, ¡tomaré en Mis Brazos y guiaré a través de las etapas de la adquisición de la Sabiduría a aquel que se haya limpiado a sí mismo y llegue a ser digno!

¡Cualquier persona que esté buscando la Sabiduría Divina es querida para Mí!

Pero ¡sólo tú mismo —con tus propios esfuerzos— puedes crecer desde la oscuridad a la Luz! Nuestra ayuda ¡no es nada más que signos en tu camino!

¡Limpia el espacio de tu mente y nútrete con la Suprema Sabiduría!

Puedes andar el Camino desde una pequeña partícula de la Creación, limitada por el tamaño del cuerpo, ¡hasta el Maestro de Vida, Quien es consustancial con la Luz Primordial y vive en Unidad con el Todo!

Capítulo seis.
Clave del Poder

El amor, la sabiduría y el poder van unidos de la mano y forman una integridad en cada ser. Estas tres cualidades se fusionan la una con la otra en el camino del desarrollo del alma.

¡Que estas palabras se conviertan en una guía para los hijos e hijas de la humanidad!

Doy conocimiento ¡para aquellos que lo están buscando y están prestos a aceptarlo!

Yo ayudo a encontrar el poder ¡a aquellos que siguen el Camino de la Luz!

¡Quien hace acopio de fuerzas para entrar en la Luz obtiene la clave del Poder!

Te revelo el tesoro de la sabiduría ¡para que no te extravíes! Pero ¡lleva contigo aquel poder que ya has ganado en el Camino hacia la Verdad, porque la persona que no tiene fuerza no puede superar los obstáculos!

La fuerza aumenta cuando uno recorre el Camino.

Hay tres etapas del crecimiento del poder:

—Primera, una persona aumenta el poder del cuerpo,

—Segundo, desarrolla la fuerza de voluntad o el poder del alma,

—Tercero, ella crece transformándose a sí misma en el alma que brilla, ¡acercándose más y más a la Luz más sutil!

No temas al poder dentro de ti, sino ¡dirígelo sabiamente! ¡Deja que tu poder encuentre apoyo en el conocimiento y en el amor!

¡No seas gobernado por las consecuencias de tus pasados errores! ¡Sé el dueño de tu vida!

¡Crea por ti mismo aquello que haya de rodearte!

Las causas de los acontecimientos que te afectan ¡están en ti!

¡Sólo puedes cambiarte a ti mismo y, de esta manera, transformar tu vida y los acontecimientos que a ti te sobrevienen!

Ve en busca de cada vez más perfectas razones para tus actos, y ¡entonces el Divino Sol se elevará en ti y todo lo iluminará a tu alrededor!

Sin embargo, no te tornes orgulloso de aquello que hayas logrado, pues ¡todos y cada uno de tus logros serán aniquilados por tu orgullo! El elogio de uno mismo y el narcisismo hacen añicos hasta al más alto edificio…

¡El amor, la sabiduría y la mansedumbre son los sanos cimientos para el poder!

… Existen leyes en la sociedad humana, pero existen también aquellas Leyes conforme a las cuales el universo vive y evoluciona. Aquel que viole las Leyes del universo, las Leyes del Creador, corre el riesgo de ser destruido, porque esta persona causa daños al Todo.

Conocer las Leyes del universo es la Sabiduría.

Una de ellas es que ¡no debes usar tu poder para tu dominio personal sobre las personas!

El miedo encadena el alma a la oscuridad. El Amor ¡la conduce a la Libertad y a la Luz! ¡Haz que tu poder esté conectado únicamente con el Amor y nunca siembres el miedo en el mundo!

La puerta al Gran Poder es secreta. ¡Pero este Poder está disponible para aquel que es digno! ¡La clave de este Poder es la aspiración a la Unión con el Unido y Más Sutil Uno!

Tu Camino serpea entre las sombras, ¡pero la Luz es su Meta!

No importa cuán difícil pueda ser el Camino, ¡tú te puedes convertir en uno de Aquellos Nacidos en la Luz!

Así que ¡sigue el Camino por el que los Mensajeros de la Luz conducen a las personas!

… Cada uno de ustedes ¡puede llegar a ser libre de la esclavitud de la oscuridad! ¡Cada uno de ustedes puede llegar a ser Uno con el Creador y, luego, con el Todo!

Para lograr esto, ¡deberías acumular y desarrollar el poder del alma!

Puedes y debes hacerlo mientras tengas un cuerpo material, puesto que tu cuerpo es el transmutador que te permite acumular el poder del alma.

Tu cuerpo además ¡puede ser transformado en la Vara de la Vida, la cual puede manifestar el Poder del Creador!

Sin embargo, ¡siempre deberías recordar el peligro que entraña el poder! Aquel que intente usar su propio poder para dominar a otros será aplastado por el Poder.

¡Deja que la historia de la Atlántida te sirva como un buen ejemplo! En aquel lugar, los que se elevaron por encima de las personas en las alas de su orgullo ¡cayeron al interior de la oscuridad! Su enorme conocimiento y poder les dio un sentimiento de supremacía. Creyeron que ellos mismos eran dioses y rehusaron la guía de Dios verdadero; se sumergieron en lo prohibido, siendo tentados a usar la magia negra… Eso fue el fin de la civilización de la Atlántida. Por la Voluntad del Creador, el equilibrio de las placas de la Tierra cambió, y las islas de Atlantis se hundieron bajo las aguas…

¡Recuerden esto, oh pueblo! Lo que ocurrió con ellos no debería jamás suceder con ustedes…

De entre todos los habitantes de la Atlántida, sólo Aquellos Quienes tenían Pureza y Luz continuaron viviendo en Sus cuerpos en la Tierra. Habiendo sido advertidos con antelación, fueron hacia otras gentes que aún vivían en la ignorancia y el salvajismo. Navegaron a otros continentes para preservar el conocimiento acerca del Camino hacia la Luz y para educar a aquellas personas. Se convirtieron en las Antorchas del Amor y la Sabiduría para las siguientes generaciones, y los pueblos de esos tiempos se nutrieron ellos mismos con la Sabiduría de los atlantes.

Aquellos atlantes pasaron a ser como nexos entre el mundo de las personas y el mundo de la Conciencia Primordial. A Ellos, las personas que vivían en distintos continentes de la Tierra les llamaron los Hijos del Sol, o los Hijos e Hijas de Dios.

Muchos de Ellos están ahora mismo cumpliendo igualmente la Voluntad de Aquél que Habita en las Profundidades, tratando de elevar a las personas hacia la comprensión de la Sabiduría del Creador.

Capítulo siete.
Clave de la Unidad

Para encontrar la clave de la Unidad, uno debe aprender a disolverse.

La conciencia es capaz de disolverse.

¡Tú no eres un cuerpo! ¡Tú eres el alma y, en tu potencial, tú eres libre! ¡Tú eres capaz de trascender los límites de tu cuerpo!


La Unificación significa disolverte tú mismo en el Uno con Quien te unes.

No obstante deberías saber que, antes de que puedas hacer esto, ¡tienes que volverte sin forma y desarrollar la activa movilidad de la conciencia! ¡Sólo entonces estarás capacitado para fusionarte con la Luz!

… Un río que afluye al océano pierde las orillas que creaban sus límites. Las aguas del río y las del océano se hacen una y la misma agua.

La base para la análoga unificación de las conciencias es el amor. ¡No puedes disolverte a ti mismo en un espacio hacia el que sientes indiferencia! ¡Sólo el amor puede unir a un alma con la Luz Divina, con la Cual el alma aspiró a unirse!

… Todo cuanto sabes y todo cuanto aún no sabes ¡son las partes del Gran Todo, evolucionando en su Infinitud!

Profundamente por debajo de lo perecedero, existe lo Más Sutil y lo Imperecedero. ¡Empléate a fondo para fusionarte con Él —con esta Gran Luz— en Uno!

¿Cuál es el proceso de conocer las Profundidades? Este proceso es la inmersión en la creciente sutileza, hasta la Más Sutil Luz Viviente Primordial.

¡Sólo aquel que se esfuerza y \x{200b}\x{200b}trabaja incansablemente en sí mismo logra la Unidad con la Más Sutil Luz Infinita!

El sentido de la vida de todas las conciencias es crecer y llegar a ser dignos de la Unidad con la Luz a fin de enriquecerla con ellas mismas como las nuevas Partículas de la Luz.

¡No vivas en la esclavitud y la oscuridad! ¡Haz realidad tu gran predestinación!

Tras haber logrado la Unificación, tú, como alma, ¡tendrás tu nuevo Nacimiento en la Luz y te convertirás en Luz!

… Cada criatura puede ser considerada como una célula del único Organismo; una célula que crece durante la vida de este Organismo.

Por tanto, ¡respeta cada vida, no importa en qué etapa de desarrollo se encuentre!

Cada criatura tiene su papel en la vida universal. Para cada cosa que existe y para cada cosa que sucede, hay una razón y propósito en la vida de la Totalidad.

Las conciencias que son más jóvenes que tú en la escalera de la vida son tus hermanos y hermanas. ¿Acaso no son ellos dignos de tus cuidados? Y la Conciencia-Luz, superior a ti por Su inmensidad, está esperando a incluirte a ti en Sí Misma, en Su Omniabarcante Totalidad.

Además, ten en cuenta que vives en la Tierra, y tu vida está inseparablemente conectada con la vida de este planeta.

Estás conectado con este planeta y con cada partícula de la Vida Universal que vive sobre él —tanto si lo sabes como si no—. Mira hacia arriba y hacia abajo y observa: ¡todo es Uno! Cualquier cosa que parezca estar separada no es sino una parte de la Gran Totalidad Multidimensional.

Tu carne está conectada con la carne de la Tierra. La Tierra, en su forma intangible, y tú, como un alma nacida en la carne sobre este planeta, sois similares a un inmenso árbol de vida con una hoja en una rama de este árbol. Y esta «hoja», que quiere conocer la Verdad Universal, debería conocer primero al árbol y, sólo entonces, al Uno, Quien llena las raíces del árbol con el Poder de la Vida.

¡Conoce a la Tierra! En su Corazón de Fuego, yace la clave de cada cosa que habita en ella. ¡La inextinguible Llama arde allí! ¡En este Corazón de Fuego de la Tierra existe el pasaje, la puerta que da a la Infinitud del Espíritu Creativo!

Busca los secretos del Corazón de la Tierra, ¡y el Uno Primordial abrirá para ti la puerta a Su Morada!

… Aquella la Más Sutil Luz está constituida por las más Grandes Conciencias fundidas entre sí. Los Maestros de la Vida, existiendo en Ella y representándola a Ella, viven eternamente sin necesidad de tener cuerpos mortales. Poseen la Perfecta Sabiduría y dirigen el desarrollo de la Totalidad. Son Ellos las Manos del Poder Primordial, Quien tiene poder sobre cada cosa y cada ser.

Y ¡nadie que haya iniciado este Camino hacia la Luz va a quedar en soledad!

Capítulo Ocho.
Clave de la Inmortalidad

¡Despierta, oh pueblo, y torna tu atención hacia el interior, hacia la Luz de la Vida Eterna! ¡Esta Luz vive en ti!

Sí, ¡Ella está oculta dentro de ti, y eres libre para descubrir esta Inextinguible Fuente de la Vida Inmortal! Los planos-estratos que te rodean están presentes también dentro de ti, en forma de organismo multidimensional. De tal manera que tú puedas estudiar la multidimensional naturaleza del universo en primer lugar en tu propio multidimensional organismo.

… ¡No busques el «valle de las sombras»! ¡Esfuérzate para llegar a la Luz, y la Luz se revelará Ella Misma a ti!

Tan pronto como la Luz te llene a ti como alma, la oscuridad dejará de afectar a tu vida, pues las fuerzas de la oscuridad ¡no tienen poder alguno allá donde reina la Luz!

¡Aun tu cuerpo se puede volver una antorcha, un lucero que indica el Camino a las gentes!

¡Tu cuerpo y tú como alma pueden volverse perfectos, porque el Creador diseñó a los seres humanos con la posibilidad de ilimitada autoperfeccionamiento! Y ¡tú puedes obtener la Gran Perfección a través de la Unificación con el Creador!

Por consiguiente, ¡tuya es la clave de la Inmortalidad! ¡Puedes usarla!

… Voy a hablarte aún más sobre la Inmortalidad.

La Evolución de la Totalidad se lleva a efecto a través de la vida y el desarrollo de numerosas almas individuales en el universo. Quiero hacer hincapié en el hecho de que el desarrollo de las almas tiene lugar dentro de la Totalidad.

¡Un alma vive durante muchísimo tiempo! A través de la muerte de su cuerpo, inicia una nueva vida sin un cuerpo. Más tarde nace otra vez en un nuevo cuerpo para continuar desarrollándose en una nueva etapa. Esto se repite una y otra vez, y en cada nueva etapa el alma tiene la posibilidad de acercarse más a la Vida en la Luz.

Sólo aquellos que desean la oscuridad se destruyen a sí mismos…

No obstante, ahora mismo nos interesa, más que ninguna otra cosa, hablar acerca de la capacidad del alma humana de ser consciente de sí misma.

No dejar de ser consciente de sí mismo después de la muerte del cuerpo ha sido un sueño de muchos. Esta capacidad se puede desarrollar si uno aprende a pensar con las intangibles estructuras de la conciencia, y no con un cerebro. Entonces tal conciencia será capaz de pensar igual de bien sin un cuerpo y conservar todos los conocimientos y la experiencia acumulada durante la vida en un cuerpo.

… Pero no es de esta inmortalidad de la que quiero hablarte.

En realidad, no sólo las conciencias refinadas sino también las grandes y groseras son capaces de mantener tal autopercepción tras la muerte de sus cuerpos. Sin embargo, has de saber que la grosería* es un obstáculo para la verdadera inmortalidad.

Una gran posibilidad de obtener esta genuina Inmortalidad surge ¡cuando el alma se ha vuelto grande y sutil, similar a la Conciencia Primordial o el Creador! Tras la muerte de sus cuerpos, tales almas afluyen al infinito Océano de la Conciencia Más Sutil y luego pueden emanar desde Ella, viniendo a la Creación. ¡Ellos son los verdaderos Poseedores de la Inmortalidad, Inmortalidad obtenida en la Unión con el Creador!

Sí, cada uno de ustedes, gente de a pie, ¡puede convertirse en un maestro de la vida y de la muerte y crecer como alma hasta su nuevo Nacimiento en la Luz Creativa! Aquellos Que han logrado esto y han cumplido Sus predestinaciones en los cuerpos ¡dejan voluntariamente esos cuerpos cuando Ellos lo consideran necesario!

Las Grandes Almas dejan Sus cuerpos de manera impecable, porque Ellos conocen el propósito de Sus vidas y la hora de ir a la Luz cuando han acabado Sus Misiones en la Tierra. De acuerdo con Sus Propias Voluntades, las cuales coinciden con la Voluntad Suprema, pueden abandonar sus cuerpos. Ellos tienen poder sobre la muerte de Sus cuerpos así como sobre Su vida.

… No obstante, ¡puedes lograr incluso más! Siendo Parte del Morador de las Profundidades, puedes utilizar tu cuerpo material como un instrumento y foco para Su Poder.

… Cada uno de ustedes es el dueño de su propio destino. Puedes aceptar o rechazar voluntariamente el Camino hacia tu Inmortalidad, ¡el cual ahora está abierto para ti!

Este Camino está concebido para ser difícil, de manera tal que aquellos que son débiles e irresolutos desistan y se alejen. Esta es la razón por la cual no deberías traer a este Camino a quienes no se han purificado todavía, no son sabios, o son débiles. ¡Con esto te causarás daño a ti tanto como a ellos!

Hay tres obstáculos que no todo el mundo puede superar: el primero es la falta del deseo de adquirir conocimiento; el segundo es la falta de amor a Dios; y el tercero es la inclinación al mal.

A pesar de todo, aquel que es digno, que se esfuerza hacia la Luz, superará el Camino, porque los Representantes de la Luz ¡ayudan a tales personas! Ellos son los Maestros de la Vida, Aquellos que ya han alcanzado la Inmortalidad y demuestran perfecta Sabiduría, Amor abarcante, y Poder unificado!

… ¡Este Camino hacia la Perfección es único, desde el principio de los tiempos y para toda la eternidad!

Capítulo Nueve.
Clave del Fuego

El Fuego Divino es una de las Manifestaciones del Creativo Amor de la Conciencia Primordial. Delicado y Suave, no quema a aquellos que van hacia la Luz, pero resulta abrasador para los representantes de la oscuridad.

El Fuego que se conoce en las Profundidades del propio corazón espiritual desarrollado de una persona ¡se funde con el Fuego Primordial y se vuelve Uno con Él!

Aquellos que han conocido este Fuego dentro de ellos y saben que este Fuego es Uno con la Llama de Dios ¡obtienen la clave del Fuego!

Este Fuego es más fuerte que todas las fuerzas en el universo, porque ¡Él es el Poder Creativo!

Este Fuego también existe en el centro del planeta. Refulge en cada lugar en el universo en donde la vida es creada. Cada cosa manifestada aparece en Él.

Las Más Grandes Almas, Quienes representan a este Fuego, son libres para ser la Luz Viviente en la Tierra y, de forma simultánea, permanecer en Unidad con la Conciencia Primordial. Ellos también pueden tener cuerpos materiales. Tal existencia puede ser llamada Tres Veces Grande. Los Tres Veces Grandes son Aquellos Quienes han alcanzado todos esos logros. ¡Cada Uno de Ellos es el Guía, Quien conduce a las gentes encarnadas hacia el Primordial Poder Creativo!

Así pues, ¡suscítate a ti mismo hacia esta Llama con el imán del Amor!

¡Con el Fuego del Creador, derrite cada cosa en ti mismo que no sea idéntica a este Fuego!

Y puesto que tú eres Parte de este Fuego Unido, ¡deberías fusionarte con Él para siempre!

Conclusión

Es importante entender que las personas por sí mismas construyen su futuro y no es Dios Quien lo hace por ellas.

Así y todo, Dios participa activamente en este proceso.

En el corazón espiritual de cada ser humano Dios le revela sus nuevas perspectivas, le sugiere posibles acciones y se regocija, junto con esta persona, de su exitoso avance hacia la Meta. Esa alegría que llena tu corazón con cada nuevo logro es Mi alegría también.

Dejemos pensar al lector: «Si a mí me fuesen dadas posibilidades ilimitadas en el futuro, ¿qué iba yo a querer lograr para que se creara mi óptimo destino?».

Dios está dispuesto a hablar de este tema con cada persona; hablar de la cuestión de las perspectivas de un mayor desarrollo.

El avance evolutivo de la humanidad en la Tierra será mucho más exitoso si la humanidad está al tanto de y aprende a tener en cuenta la Evolución de la totalidad del universo multidimensional, lo Absoluto. En este caso, los vectores de los esfuerzos de las personas y el vector de la ayuda de Dios se unirán y apuntarán en el mismo sentido. Desde una unión semejante ¡la efectividad de las actividades de las personas aumentará muchas veces!

Está claro que esta transformación no puede suceder de inmediato. Se requiere un fundamento muy consolidado, una base formada por el reconocimiento de esta comprensión, al menos, por una significativa parte de la humanidad.

Planeé este libro como ayuda a muchas personas que, después de darse cuenta del significado de sus vidas, unirían sus esfuerzos para revivir la Civilización Espiritual en su planeta. Y he invitado a participar en el trabajo sobre este libro a algunos de Mis Hermanos y Hermanas, Quienes han estado trabajando durante miles de años, tratando de espiritualizar a las generaciones humanas sobre la Tierra.

No diré nada más, pues he dicho ya todo cuanto deseaba.

Etey

Yo soy uno de los muchos atlantes que continuaron trabajando sobre la Tierra después de la destrucción de la Atlántida. Me complace participar en este libro, concebido por Thoth. ¡Realmente tengo algo que decir!

Grecia y las islas de los alrededores en el Mediterráneo se convirtieron en la esfera de Mi actividad de entonces. Esto ocurrió mucho tiempo antes de la encarnación de Pitágoras. Yo también tomé parte activa en la preparación de Su Misión desde Mi estado no encarnado.

Comencé Mi trabajo en Grecia mucho antes de que la Atlántida se hundiera en el océano. Fue fácil porque algunos de los habitantes de la Atlántida ya vivían en esas tierras entre los locales.

Mi tarea consistía en tratar de preservar el conocimiento verdadero para los dignos hijos e hijas de esa región.

De Mi actividad de aquellos días lo único que quedó en la memoria de las personas que ahora viven son las leyendas Órficas. Yo era el fundador y el custodio de aquel centro del Conocimiento Divino. También era yo el Maestro de Orfeo. (Posteriormente, este nombre se hizo muy común, y se asignó a aquellos héroes de los mitos griegos que tenían la habilidad de cantar y tocar música.)


Mi prédica para las gentes estaba tejida a partir de la armonía y la belleza, las guías hacia los mundos de la sutilidad y la Luz Divina. Puse en Grecia el fundamento de lo que las personas comenzaron a llamar el arte de la música, la danza, la escultura… A través de la belleza, educaba a las personas.

También ayudé a alcanzar la Unidad con el Creador a aquellos que no lograron hacerlo en las tierras de la Atlántida y fueron reencarnados en Grecia casi de inmediato. Para ellos y para algunos otros que se acercaron a la luz de la Verdad y anhelaban la Unicidad, creé las Escuelas teológicas. Aquellos Quienes superaron el más elevado nivel de educación allí realmente podían calmar las tormentas en el mar por medio del sonido de la lira, puesto que desarrollaron la capacidad de influir en el plano material desde la Divina Unidad. Ellos manifestaron el Poder de Dios en la faceta de Su Poder sobre el plano material. Enseñaron Amor, Belleza y Armonía a aquellos que aspiraban a convertirse en semejantes a Ellos. Sus discípulos practicaban la refinación de las conciencias y el arte espiritual, y no intentaron desarrollar la energía grosera en sí mismos.

Yo era el Maestro de aquellos Maestros.

Mis Enseñanzas consistieron en el desarrollo del Gran Conocimiento sobre el Poder Creativo del Amor y su aplicación a la vida.

De esta manera, recreé en Grecia todo lo mejor de la cultura de los atlantes, con la esperanza de preservarla en la memoria de los pueblos de la Tierra durante siglos.

Patrimonio de la Atlántida en la Hélade.
Enseñanzas Órficas

Las Enseñanzas Órficas constituyen una de las ramas del verdadero conocimiento en la historia de la Tierra.

Giran en torno a la Unicidad de la Totalidad (el Absoluto) y en torno al Único Uno Creador de todo «manifestado».

Versan sobre la evolución de las almas y el sentido de la vida humana en la Tierra.

Se centran en las leyes éticas que permiten a un alma humana recorrer con éxito el Gran Camino desde un ser humano hasta Dios; es decir, hasta el estado de Alma Divina, La Cual ha desembocado en el seno del Creativo Océano Primordial de la Conciencia y puede salir al exterior de Él, hacia el mundo de la Creación.

También enseñan sobre las Almas Divinas, los Conservadores de la evolución del planeta, y sobre el Absoluto multidimensional.

Una persona debería tener conocimientos acerca de los Dioses. ¡Realmente Ellos existen! Son los Espíritus Santos, es decir, las Conciencias consustanciales con el Creador*.

Las gentes y los Dioses siempre vivieron sobre la Tierra en el mismo espacio, aunque este espacio es multiestratificado, multidimensional. Es posible aprender a percibir diferentes niveles de sutilidad. Es algo similar a las aguas del mar, en las que los peces nadan, las piedras se encuentran en la parte inferior y los rayos de luz pasan a su través. Sí, hay una variedad de dimensiones espaciales en el Absoluto: desde la materia sólida hasta el estado más sutil del Creador.

Los métodos de transformación, de transmutación de un alma, fueron conocidos siempre. Este es el sistema entero de métodos para el desarrollo de las conciencias, el cual, de la más correcta manera, puede ser denominado como raja yoga y buddhi yoga. La práctica colectiva de esos métodos fue llamada misterios secretos. Durante esas prácticas, después de dominar la vida ética y la estabilidad en el amor y la paz, a los adeptos se les enseñó, entre otras cosas, a ser libres de la carne de sus cuerpos y a percibir las dimensiones espaciales Divinos.

Así pues, los misterios secretos órficos no eran una serie de rituales, sino los ejercicios colectivos para la transformación y desarrollo de las conciencias. En ellos los discípulos aprendieron a percibir el espacio multidimensional y a Dios con el alma pura, es decir, sin la ayuda de los sentidos materiales. Más adelante se les enseñaron técnicas cada vez más complejas. Estas técnicas permitieron a los adeptos salir como conciencias del cuerpo, para refinar y hacer crecer la conciencia y para dominar la vida en las dimensiones espaciales Divinas. También se les enseñó a ser el Alma-Luz y luego el Alma-Fuego.

Los discípulos más exitosos dominaron la existencia como hombre-Dios por medio de la capacidad de manifestar el Poder Divino a través de sus cuerpos.

Toda la educación estaba basada en el desarrollo del amor-aspiración hacia el Creador y hacia la Superior Libertad de la Vida de la conciencia en Él.

Los peldaños de la educación fueron los siguientes:

1. Purificación ética.

2. Transformación inicial de las energías del cuerpo.

3. Adquirir maestría en el control sobre los deseos del cuerpo y sobre los estados emocionales de la conciencia.

4. Ejercicios para la refinación de la conciencia, que incluyeron música, canto y baile.

5. Dominar las salidas temporales del cuerpo en las dimensiones espaciales de Brahman y el Creador.

6. Dominar el crecimiento y la disolución de la propia autoconciencia y luego la Unión con la Conciencia Divina.

7. Manifestación de los estados Divinos Supremos a través del cuerpo.


Y ahora ¡hagamos posible que las lámparas del Conocimiento Superior —las Luces que iluminan el Camino y disipan la oscuridad— empiecen a alumbrar de nuevo para las personas que están seriamente —y no sólo por diversión— interesadas en la ciencia de la transformación de las almas en Luz!


Lámpara uno:
Hay un solo Dios, el Creador de todo
lo existente en el universo «manifestado»

El Creador hizo el mundo «manifestado» a partir del «caos» y lo ordenó de acuerdo con las leyes de la Armonía.

El Creador tiene poder sobre todas las cosas, sobre todos los seres, en todas partes.

Él es el Resplandeciente Espíritu, Quien tiene muchos nombres, Quien es el Uno, Quien contiene dentro de Sí Mismo a Aquellos Que han llegado a Él. Él es también el Creador y el Pastor Cariñoso de todas las almas.

Todas las formas materiales aparecen desde el Gran No Manifestado conforme a la Voluntad del Creador y luego desaparecen en el No Manifestado.

Los himnos órficos dedicados al Creador decían así:

«¡Dios es Aquel Que inicia la Creación y Aquel Que la termina!

»¡Dios es el Omnipotente Poseedor del Fuego Creador!

»¡Dios es Poderoso, Primordial, y el Más Luminoso!

»¡Dios es la Fuente Viviente para todas las criaturas!

»¡Dios es los Cimientos de la Tierra y de todo cuanto existe en ella!

»¡Dios es el Padre de todas las personas y de todos los Inmortales!

»¡Dios es el Dueño y Progenitor de todos los seres y todas las cosas!

»¡Dios es el Creador de las estrellas, de los planetas y de todo el universo material!

»¡Dios es la Luz y la Fuente de todo aquello que brilla!

»¡Dios es la Transparencia y la Claridad tras de todos los colores del mundo!

»¡Dios es cognoscible pero oculto de la vista corporal!

»¡Dios es el Sempiterno, el Glorioso, Aquel Quien tiene Poder sobre todo y sobre todos!

»¡Dios es Omnisciente y Omnipresente!

»¡Dios es el Poder Unido, la Unidad de la Multitud!

»¡Dios es el Omnicreativo Poder del Amor!»

Lámpara dos:
El lugar del ser humano entre
la Creación y el Creador

Cada persona es inseparable de cada cosa que existe en el universo multidimensional infinito.

Las almas se visten con las envolturas de la materia densa y después se las quitan. Las almas crecen durante las encarnaciones, ascendiendo por la escalera de la Evolución.

Un ser humano es el más alto estadio de desarrollo entre las almas, pues un ser humano es capaz de alcanzar el estado Divino de conciencia y la Inmortalidad en el Creador. Un alma obtiene la Inmortalidad a través del completo cumplimiento de su predestinación, es decir, mediante el proceso de convertirse en idéntico al Creador y uniéndose con Él.

En el interior de una persona «promedio» existen tanto elementos animales como Divinos. El propósito de las personas es destruir las propiedades inferiores dentro de sí mismos y desarrollar las propiedades Divinas. Es esta la manera como ingresan en la Más Elevada Esfera de la Vida, la Vida en Unidad con el Creador.

Para ello uno debería aprender, entre otras cosas, a percibir y conocer las dimensiones espaciales intangibles, incluyendo la dimensión espacial del Creador. Esto es una realidad. Por añadidura, es algo destinado a suceder en el desarrollo de un alma.

La materia, o el plano material, no es más que una «cobertura» bajo la cual tiene lugar la vida y el desarrollo de la Conciencia Universal.

Así que, en aras de lograr la liberación del alma, encadenada —a causa de su falta de desarrollo— a la prisión del cuerpo, es necesario iniciar un proceso de purificación y, después, de crecimiento y transformación a través del desarrollo de las propiedades Divinas y las cualidades en uno mismo.

Lámpara tres:
Un alma viene a la Tierra muchas veces

Un alma asciende —a lo largo de los peldaños del crecimiento— hacia la Unidad con la Luz Más Sutil.

Cada alma humana hace su viaje a la vida en el plano material muchas veces, y luego regresa a los mundos de la vida incorpórea. Su existencia en las dimensiones espaciales intangibles le permite a un alma madura mirar hacia atrás en su pasado a fin de comprender los resultados de su vida en el cuerpo y empezar a anhelar corregir sus errores. Y es entonces cuando se planifica un nuevo viaje al mundo de los cuerpos densos y tiene lugar su nueva encarnación.

La mayoría de las almas encarnadas se olvidan de sus vidas sin cuerpos. Tal es la Intención de Dios, puesto que la memoria sobre los pasados errores o logros puede ser demasiado pesada para el alma. Sólo las Grandes Almas conocen Su pasado y presente, y pueden ver Su posible futuro.

Precisamente en las inmediaciones del Gran Umbral, Dios despliega ante un alma digna el conocimiento acerca de lo que fue significativo en sus pasadas encarnaciones. Después se produce la reunificación con Kundalini, y la experiencia y la fuerza del pasado queda conectada con el presente de tal manera que el alma pueda superar los futuros peldaños del desarrollo, uno de los cuales es el conocimiento del Creador y la Unión con Él.

Con todo, es necesario para cualquier persona ser consciente del hecho de que el alma recorre un largo camino que consiste en diferentes encarnaciones durante su ascenso evolutivo.

La «rueda de la existencia», desde el nacimiento hasta la muerte; desde la muerte hasta el nacimiento en un nuevo cuerpo, es un necesario e inevitable círculo. Sin el desarrollo en las diferentes vidas en los cuerpos no es posible obtener la Libertad y la Perfección.

Es en las dimensiones espaciales intangibles del infierno y el paraíso, así como en el grisáceo plano astral intermedio, donde las almas viven entre encarnaciones.

Después de la separación de sus cuerpos, maravillosos, inefablemente dichosos estados paradisíacos aguardan a los que viven de acuerdo con las leyes de Dios, quienes hacen sólo el bien y son estables en los estados sublimes, nobles, armoniosos, alegres y amorosos.

Por el contrario, el infierno espera a aquellas personas despiadadas que viven en las emociones de la ira y el odio. Así y todo, este estado no dura para siempre: sólo es necesario para ayudarles a reconocer el mal que hay en sí mismos y también, quizás, para persuadirles de su necesidad de comenzar una vida diferente en sus siguientes encarnaciones.

Las reencarnaciones de las personas están controladas por Dios. La Suprema Justicia determina qué destino tendrá cada alma en su próxima encarnación.

Las almas no reencarnan sólo en cuerpos de seres humanos. Antes de eso, cada alma estuvo encarnada en los cuerpos de las plantas y, más adelante, de los animales. Sólo después de esto se vuelve un alma lo bastante madura como para nacer en un cuerpo humano.

Todo el mundo debería saber que antes de haber nacido como un humano, él o ella vivió en los cuerpos de las plantas y, a continuación, de los animales. Es importante tener conocimiento de esto con el fin de entender el hecho de que cualquier planta o animal que vemos es como un alma niña, creciendo y madurando para nacer más adelante como un ser humano.

Las almas jóvenes que crecen en los cuerpos de las plantas y animales también pasan a través de sus etapas de crecimiento y desarrollo; ¡esta es la razón por la cual deberíamos tratarlos con amor!

Cuando tenemos que utilizar las plantas, ¡debemos hacerlo con cuidado y sin causarles daño innecesario!

Deberíamos entender que, para las personas que se han elevado por encima del nivel de los animales predadores, existe una necesidad de evitar matar animales y comer su carne. Seguir el principio de la nutrición «sin matanza» es una de las condiciones esenciales para una vida ética y pura. ¡Todas las personas deben saber esto!

Lámpara cuatro:
La ética es el primer paso de la purificación

Aquel que está llamando a la puerta de la Verdad, que quiere acercarse y entrar en el Templo de la Divina Existencia, debe tener la más pura ética.

La ética no fue inventada por los sacerdotes con el fin de controlar a la multitud. Es la Ley Divina que le permite a uno ascender hacia la Luz. Es el primer peldaño ¡que no puede ser eludido! Una persona que no haya aceptado las leyes éticas y no haya hecho de ellas parte de su propia existencia no puede ascender a la Luz, incluso si él o ella posee un gran poder…

Uno de los pasos iniciales en la autopurificación es aceptar en la propia vida la nutrición «sin matanza» desde ambos puntos de vista: ético y de la energía. Aquel que es capaz de amar no causará de ninguna manera la matanza de aquellos seres que sienten el dolor de un modo intensivo; quien esté capacitado para amar ¡no comerá los cuerpos de los animales!

Los preceptos ascéticos de los órficos eran estrictos y llenos de significado:

—Aquél que ha empezado el Camino ¡debe luchar contra el mal en sí mismo!

—Los pensamientos ¡deben ser puros! La pureza de los pensamientos es la base para las acciones rectas.

—Todas las acciones sin excepción ¡deben ser justas!

—La virtud ¡es hacer el bien! La virtud ¡es servir a Dios ayudando a la gente en su progreso en el Camino hacia la luz!

—Aquel que perturba la armonía trae destrucción y muerte tanto a sí mismo como a los demás.

—Crear armonía es dar a las personas amor y belleza.

—La brevedad de un sabio manifiesta la belleza de la calma.

—Héroes son ¡los que vencen en sí mismos a los monstruos del odio, el miedo, la venganza, la discordia, la pereza y el orgullo!

—La desgracia de las personas está en su sujeción a su carne. En los estrechos límites del cuerpo, ¡un alma puede llevar únicamente una existencia miserable! ¡Un alma que vive en el cuerpo está siempre deprimida! Incluso después de la muerte, ¡tal alma no llegará a ser libre de este estado! ¡La única solución es aspirar ante todo a la perfección Divina!

—Uno encuentra la Bendición en la alada ascensión del alma ¡a medida que uno hace realidad en la práctica la aspiración hacia la Perfección, para la Unión con la Luz del Creador!

—Un Santo o Iluminado es Aquel Que ha encontrado la Luz Divina y se ha convertido en Ella, incluso dentro de su propio cuerpo material.

Lámpara Cinco:
El Amor es el estado de Dios;
quien recorre el Camino se acerca al Creador
mediante los peldaños del Amor.

Hay un lugar donde Dios puede morar en un humano: es el chakra central anahata, el lugar de nacimiento del corazón espiritual.

El corazón espiritual puede y debería convertirse en la morada, en el centro de la Divinidad en cada persona. Aquí es donde se puede empezar a desarrollar el amor como estado del alma.

Cuando trabajamos para Dios, nuestro amor-devoción hacia Él crece.

Cuando Le amamos, nos acercamos a Él directamente.

En los mundos más sutiles no existen las distancias en el sentido terrenal; Dios entra en la vida de cada alma que Le ama.

El corazón espiritual es la fuente de hesychia o silencio interior. El corazón espiritual es también la puerta a la Luz. Cuando esta puerta es abierta, Dios, Que es Amor, ¡llena con Su Resplandor el silencio de un alma como esa!

¡El amor fluye desde el corazón espiritual de esta persona y llena la vida dentro y alrededor de ella con luz y paz, armonía y serenidad!

* * *

En las Enseñanzas órficas, abrir el corazón espiritual era importante para la creación de un diapasón para el alma.

El sonido de la gama entera de las emociones positivas en la lira de siete cuerdas del organismo humano es sintonizado con la ayuda del corazón espiritual. Los siete chakras del organismo pueden sonar de forma armónica ¡sólo si están en sintonía con el estado de amor del corazón!

Y entonces, tocando el propio instrumento, es decir, el cuerpo, con el alma-luz, uno puede inducir en los oyentes esos estados emocionales que se transmiten por medio de uno en calidad de alma-luz. Esta es la capacidad para transformar el espacio circundante, llenándolo de amor y armonía. Y el poder de esta habilidad crecerá con el crecimiento del alma.

Lámpara Seis:
¡Hombre-Dios es posible!

Una persona encarnada puede llegar a ser libre de la prisión del cuerpo y de estar encadenada a la materia densa.

También puede empezar a vivir en la Luz Divina, percibirse a sí misma como Luz Divina y actuar desde la Luz Divina.

Sin embargo, tal Ascenso a la Luz puede ser realizado sólo si uno anhela llegar a esa Luz.

¡La Totalidad de la Libertad Divina y la Divina Inmortalidad aguardan a aquél que vive impecablemente y conoce la Unidad con el Creador!

El propósito de tal persona es ser el Mesías, el encarnado Mensajero del Creador, y llevar el Supremo Conocimiento a las gentes, así como guiar a los dignos de manera tal que puedan tener su nuevo Nacimiento en la Luz.

Teniendo el cuerpo material también es posible elevarse al nivel más alto del desarrollo de la conciencia y convertirse en Hombre-Dios, es decir, Parte del Creador. El Hombre-Dios puede manifestar para la gente encarnada ¡no sólo la Sutileza Divina, la Pureza, y la Sabiduría, sino también el Poder Divino! El Hombre-Dios es el Mesías.

Lámpara Siete:
La creatividad es una manera de transformar
el Alma en la Llama Creativa

Una persona puede acercarse al estado de la Divinidad a través de la creatividad, abarcando las artes.

El arte tiene un gran poder de influencia.

Aquel que logró la Unión con el Unido Uno tiene la capacidad de influir a otras almas con el propio Fuego del Alma a través del arte.

Crear ¡es muy útil para el desarrollo del alma! Cuando una persona aprende arte —ya sea música, danza, escultura o algo más— adquiere dominio de las habilidades y destrezas de un creador ¡y absorbe gradualmente las partículas de las cualidades del Creador!

Un trabajo creativo también le da una gran oportunidad para aprende a amar.

Y el amor, a su vez, ayuda a dominar la creatividad.

Lo que tú creas sin amor es una creación «muerta». Un alma puede en verdad crear únicamente cuando arde con amor. Semejante amor a veces es llamado inspiración.

Sólo el amor te permite comprender, aprender y manifestar las leyes de la Armonía.

La belleza interior de un o una artista y el poder de su inspiración no son unos «regalos de los dioses», sino el resultado del trabajo del alma en la transformación de sí misma en Luz.

Dios ha creado el mundo «manifestado» de acuerdo a las leyes de la Belleza. ¡Y la belleza de la naturaleza lo demuestra! La belleza de las alboradas y los crepúsculos; la belleza de la perfección de las flores y los árboles; la belleza de los diferentes animales; la belleza de la transparente inmensidad y profundidad de los océanos; la belleza de la majestad de las montañas y del flujo de los ríos, todo ello sin cesar nos está hablando, ¡a nosotros!, acerca de ¡la grandeza y la belleza de la Creación!

Así y todo, la belleza de un alma humana perfecta y su cuerpo no han sido reconocidas aún (por la mayoría de las personas contemporáneas) como la manifestación del Gran Plan del Creador.

Un alma humana tiene una gran posibilidad; la posibilidad de participar en el trabajo creador de Dios; la posibilidad de ¡crear junto con Él! Esto sucede cuando, en el interior del alma, la llama creativa, encendida desde la Llama Divina Unida, comienza a flamear. Es posible hacer esto no sólo en la literatura, la música, la danza, la pintura, la escultura y la arquitectura, sino también en la física, la biología y la exploración de los principios de interacción entre los mundos sutiles y densos… De esta manera uno puede desarrollar el aspecto creativo de sí mismo como conciencia ¡y llegar a ser más semejante al Creador!

Ptahhotep

Llegué a Egipto con Toth el Atlante. Yo estaba entre los atlantes que habían sido enviados allí por la Conciencia Primordial antes de que la Atlántida se hundiera en el océano.

Después de aquello encarné allí dos veces.

El conocimiento superior fue traído a la tierra de Egipto por el gran Toth. Yo fui uno de Aquellos Que continuaron Su trabajo. Repetí la Divina Verdad a las personas que estaban en diferentes niveles de desarrollo. Mantuve la pureza de las Supremas Iniciaciones e intenté hacer las leyes éticas accesibles y comprensibles para todas las personas.

A lo largo de los siglos, las personas han estado explorando los tesoros y la sabiduría de Egipto. Han estado buscando los medios materiales del conocimiento, examinando pruebas y evidencias provenientes de la historia antigua: papiros, tablillas y momias. Sin embargo, existe aquel Viviente Conocimiento acerca del cual las pirámides, las tumbas y la esfinge guardan silencio, puesto que estos colosos materiales del mundo antiguo no son más que los signos que demuestran que el más alto conocimiento existió de verdad en Egipto…

El conocimiento del que estoy hablando no pertenecía exclusivamente al antiguo Egipto, ni a Grecia o la India. Era el conocimiento universal acerca del Indivisible Dios. No fue un descubrimiento o propiedad de alguna nación, estado o civilización en particular. Es uno para todo cuanto existe en el universo, y no sólo para nuestro planeta.

Durante el florecimiento de la civilización atlante, muchas personas encarnadas allí poseían este gran conocimiento. En aquella sociedad era posible explicar de manera diáfana y precisa a las nuevas generaciones las leyes de la Evolución del Espíritu Divino en el universo.

Cuando la Atlántida se hundió en el océano Nosotros procuramos preservar este conocimiento en diversos países de los diferentes continentes. A día de hoy igualmente continuamos haciendo eso mismo.

Ahora voy a tratar de eliminar las «cáscaras» de los mitos y leyendas, apartándolo de aquello que tiene sentido abrir y desplegar ante la gente moderna, para aquellos que quieran transformarse a sí mismos y conocer al Indivisible Dios.

Sí, incluso ahora es posible ponerse al corriente de todo lo que se escribió hace miles de años y escucharlo directamente de Aquellos Que redactaron esos antiguos textos secretos. Ello es así porque ¡las Almas Divinas pueden hablar en cualquier época!

Así pues, los que estén dispuestos a escuchar, ¡que escuchen! Para muchas personas de la Tierra ¡es hora de conocer aquello que era secreto! Ahora es el momento de despertar para muchos de vosotros; el momento de ¡despertar del sueño de la ignorancia y la falta de conciencia!

No presentamos este conocimiento para los historiadores, sino para aquellos que se esfuerzan por ascender hacia la Luz y vivir en la Existencia Sin Límites, llenándose de la Conciencia Superior.

El Camino abierto por este conocimiento consiste en la purificación de uno mismo como alma y la subsiguiente autotransformación, cuyo fin es aprender a conocer el mundo sutil y los mundos más sutiles. Este trabajo puede dar como resultado la Unión con la Conciencia Divina Una, el Creador. Esta es la Unión en la que el alma no pierde su capacidad de percibirse a sí misma, aunque puede hacer esto desde el estado de total Unidad.

Conocimiento de la tesorería del antiguo Egipto

¡Mira desde el corazón, escucha desde el corazón, y oirás la Voz de Dios, y verás el eternamente refulgente «Sol de Dios»!

Dios

Dios es el Padre y la Madre de todas las personas. Él crea todas las cosas con Su Poder, garantizando la vida de todos los seres vivientes.

Dios es Uno. Toda la multitud de las Almas Divinas habla de consuno, como una sola Boca.

Dios no ha dejado este mundo: Él está aquí. Él continúa creando todas las cosas por Su Voluntad. ¡Nada existe sin Él!

Él es como el ilimitado Océano de la Luz Viviente o como el infinito Sol*.

Cualquiera que haya visto esta Luz ha tocado la Verdad.

Perfección

Dios es Perfecto.

Pero Su Perfección no es muerta inmutabilidad. Por el contrario, ¡Su Vida es el desarrollo continuo!

Dios, como la Conciencia Divina, ¡crece absorbiendo a todos y cada uno de los que han alcanzado la Unidad con Él!

Cada persona puede obtener la Perfección Divina, ¡porque Aquel Que creó a las personas así lo desea!

Llegar a ser una Persona Perfecta significa llegar a ser similar al Creador y unirse con Él.

Luz

La Gran Luz Primordial es como el Aire de Libertad. Aquel que inhala ese Aire ¡conoce la Infinitud de las Profundidades!*

La luz se une con la Luz.

La oscuridad atrae a la oscuridad…* Una persona que pertenece a la oscuridad huye de la Luz

Está oscuro en ese lugar donde no hay Luz suficiente.

La oscuridad reina allá donde el Amor Divino es olvidado.

Así pues, ¡conoce el Poder de la Luz!

La elección entre la oscuridad y la Luz es tuya. Pero recuerda que sólo la Luz es autoexistente, mientras que la oscuridad es la ausencia de la Luz.

¡Transfórmate en la Persona de la Verdad, y la Luz se abrirá Ella Misma a ti!

¡Encuentra el Amor* en tu corazón, y continuarás viviendo en la Luz!

La Luz puede convertirse en tu Hogar, pero esto será posible sólo cuando te transformes a ti mismo en el Amor.

El Sol sale por la mañana y se pone al anochecer, pero para aquel que conoce al Creador, el «Sol de Dios» brilla siempre. ¡Incluso en la oscuridad de la noche, el Viviente «Sol de Dios» brilla para aquel que Le conoce!

Corazón

Un corazón espiritual humano es el lugar donde dos mundos pueden encontrarse: el material y el Supremo.

Un corazón espiritual humano es el pórtico de entrada al Corazón de Dios*, al Creador.

La Llama del Amor Universal ¡puede unir a un corazón espiritual humano con el Corazón de Dios!

Dios habla con aquellos que permanecen en el silencio del corazón. Sin embargo, este silencio no sólo significa que uno debe dejar de hablar ociosamente. Aprender a no hablar ociosamente es sólo la primera lección del silencio, mientras que el verdadero silencio se conoce en el espacio que hay en el interior del corazón espiritual desarrollado, colmado de Amor.

… Cuando un alma está en confusión, se vuelve oscura y pesada.

Cuando la paz reina en su interior, la claridad reina ahí también.

Para obtener la claridad y la paz del alma es necesario tener intenciones y pensamientos puros, así como la quietud de la mente.

Para adquirir maestría en esta paz uno debe rendir la mente a la autoridad del corazón espiritual.

El corazón espiritual de una persona debería volverse sutil y vasto como el Cielo. Sólo entonces esta persona puede llegar a ser como el Creador y traspasar la puerta hacia Su Casa.

Dios siempre acude a la llamada de aquellos que Le aman. A Él llámale de esta manera:

«Dueño y Maestro del mundo, ¡mi corazón Te pertenece!»

»¡Con Tus Dones de Éxtasis, Tú sacias y aplacas mi sed de Ti!»

«¡Tú eres la Ternura del Amor del Padre y de la Madre para los que Te conocen en sus corazones! En cambio, los que no Te conocen son huérfanos aun si siguen teniendo padres…»

«¡Ya sólo Tu Nombre es cual trago de agua para el sediento!»

«¡Entra en mi corazón! ¡Lo estoy limpiando y ensanchando para Ti!»

«Te inhalo a Ti, cual Aire Extático de la Libertad!»

Ética

Los mandamientos de la bondad ¡tienen que tallarse en la tablilla del alma!

Rica ¡sólo es aquella persona cuya riqueza consiste en un buen carácter y en sabiduría! Esta riqueza ¡no la puede sustraer ningún ladrón, ni se agota en la vejez, ni con la muerte del cuerpo desaparece! Estas riquezas crecen con las buenas acciones y permanecen con el alma en los mundos inmateriales.

La modestia ¡es uno de los mejores adornos y virtudes de una persona!

No es suficiente con devolver bien por bien. ¡Es preciso hacer siempre el bien! Y es importante aprender a entender qué es bueno para cada alma.

Los que causan daño existen en la oscuridad. Incluso cuando todo a su alrededor rebosa de Luz, aquellos cuyos pensamientos están llenos de ira ¡no pueden ver Luz!

¡Destruye la emoción de la ira en ti mismo! Aquel que odia ¡trae la destrucción a sí mismo y a los demás!

¡Extirpa los malos pensamientos de tu mente!

¡Aléjate de las personas del mal!

¡Evita a las personas malvadas, pero no sientas aversión hacia ellas! Al contrario, siente compasión, sabiendo cuán difícil será para ellas inclinar el equilibrio de sus destinos con los actos de bondad…

¡No hagas aquellas cosas que son incompatibles con el principio del amor! ¡Cultiva las flores del amor en tu corazón!

¡No trates a ninguna criatura descuidadamente, sin cariño! ¡Cada cosa y cada ser está aquí de acuerdo con la Voluntad de Dios! ¡Cada criatura Suya ha de ser respetada!

Todo aquel que quiera ayudar a otras personas a llevar un estilo de vida ético ¡debe ser un ejemplo para ellas!

Cada vez que te llegas a sentir molesto por las palabras de tu interlocutor, rompes la armonía, incluyendo la tuya propia.

¡Busca y corrige tus propias debilidades, de tal manera que los demás no tengan que verse en la necesidad de criticarte!

¡No te esfuerces por criticar a otros! ¡Será muy nefasto para ti si te conviertes en una persona constantemente irritada, que culpa a todo el mundo! Es mejor esforzarse por ver todas las cualidades de cada persona y apoyar las mejores de las que ellas tienen.

Destino

De la unión de un hombre y una mujer nace un bebé. Pero, qué cuerpo obtendrá un alma es algo que es determinado por Dios.

A cada nuevo cuerpo Dios envía una muy concreta alma. Su destino existe como una oportunidad, determinada por las características de esta alma y de sus acciones en sus pasadas vidas.

Uno puede cambiar mucho en su propio destino, ya que el destino es el plan de Dios, concebido sobre la base de lo que será lo mejor para esa alma, teniendo en cuenta su pasado. Sin embargo es uno, por sí mismo, el que escribe la realidad de su propio destino, todos los días y ahora mismo.

¿Cuándo, si no ahora mismo, habrías de decidir empezar a transformarte a ti mismo? Cuando en el cielo de tu vida se acerque la puesta del sol ¡puede que no tengas tiempo bastante para hacer aquello que es lo más importante!

¡No malgastes tu tiempo! Esta ocasión de tu vida ¡nunca se repetirá! Cada momento de tu vida tiene un propósito, y si no lo satisfaces ¡dejas tu cuerpo siendo un deudor! Por consiguiente acumulas en tu destino las deudas de aquellas cosas que se deberían haber hecho, pero no se hicieron…

Eso que llamas desgracia o fortuna en tu vida no es más que las consecuencias de tu pasado.

Si la mala acción de alguien no ha recibido la retribución, ni la buena acción de alguien el premio, ¡no creas que Dios es ciego! ¡Cada cual cosechará los frutos de sus acciones en su debido momento! ¡Nada pasa desapercibido para Dios!

El mal no tocará a aquel que cumple su propio propósito, que es un alma pura ahora y así era en el pasado. Los problemas se marcharán por sí solos ¡y no perseguirán a ese viajero persistente que se esfuerza en pos de la Luz!

El juicio del alma es el examen de su vida por Dios, Quien pesa sobre la balanza de la Justicia todos sus actos buenos y malos. Así es como se obtiene el resumen de la vida del alma en la Tierra.

Cada uno es el único responsable por sí mismo ante la Faz de Dios.

La desencarnación no es la muerte de un ser, sino la transición a una vida diferente, a una diferente modalidad de la existencia del alma.

Y ¡es posible vivir la vida en la Tierra de manera tal que esta transición dé lugar a la continuación de la vida en la Luz!

Sabiduría

El primer paso hacia la sabiduría es el deseo de conocer.

Las almas de mal genio y aún no desarrolladas son indiferentes al conocimiento. Viven y mueren sin nunca despertar a una vida consciente.

El conocimiento es necesario para el desarrollo de la sabiduría en el alma. Es bueno tener diversos conocimientos.

Sin embargo, ¡no te vuelvas orgulloso de ti mismo por saber mucho! Ten en cuenta el hecho de que has madurado gracias al conocimiento obtenido por otros. Recapacita, y reconoce que tu presente conocimiento no te pertenece sólo a ti, sino a todas las personas. ¡Dáselo a ellas, ayudándoles por medio de esa donación!

La sabiduría crece poco a poco.

A medida que te desarrollas a ti mismo puedes tocar más y más profundas capas de conocimiento y usarlo, manifestando mayor y mayor sabiduría.

La sabiduría no te es dada como un regalo, sino que es adquirida a través de tu experiencia al aprender, y al amar.

La sabiduría puede ser obtenida sólo por aquellos que iluminan el conocimiento acumulado con el amor de su corazón. Ello es así debido a que no la mente, sino el corazón espiritual, es la esencia de cada ser humano.

La pereza conduce a la destrucción de tu fuente de vida, de tu poder vital, de tu energía de vida. La ociosidad no te traerá Libertad. No puede dar felicidad al alma, sino que solamente la encadena con los grilletes del aburrimiento… Tu poder vital se puede perder, puede quedar malogrado o desperdiciado si no sabes para qué vives en la Tierra…

Deberías aprender a distinguir lo que es necesario, inútil y nocivo en tu vida.

¡Puedes obtener Libertad sólo mediante una gran cantidad de esfuerzo! ¡Siempre deberías continuar la obra de Dios! ¡Deberías trabajar cada día creando la belleza! ¡La sabiduría se cultiva a través de los actos de bondad!

Y el éxito viene a aquellos que conocen la oportunidad de las acciones.

La Voluntad de Dios puede ser manifestada a través de cualquier persona. Sin embargo, quien conoce a Dios manifiesta Su Voluntad Superior de manera totalmente consciente.

El lenguaje debería servir para decir la verdad. Pronunciar palabras ociosas es una violación de la armonía.

El habla llena de paz y palabras de verdad son las señales de un sabio.

Es más útil escuchar que hablar. Quien ha aprendido a escuchar puede desarrollar la habilidad de escuchar a Dios. Quien ha aprendido a escuchar a Dios recibe las claves para conocerle a Él.

Quien ha aprendido a escuchar a Dios puede hablar de Dios.

¡El arte de la palabra puede ser grande! Las palabras pueden no sólo llevar el conocimiento, sino también abrir para los oyentes el Camino hacia la Luz.*

Quien conoce el Poder de Dios puede ponerlo en palabras. En este caso, el oyente que ya ha conocido al «Yo» Superior las entenderá. Quien todavía está en la ignorancia pero es puro sentirá el toque de la Verdad. Y quien se entrega a la oscuridad huirá…

Conclusión

La historia de Egipto contuvo tanto la luz de la verdad como las perversiones en forma de magia negra.

Para el alma que no se ha limpiado a sí misma de defectos ¡el poder se convierte en una carga aplastante!

Quien realmente quiere llegar más cerca de Dios, conocerle, unirse con Él y servirle a Él debería tener la absoluta pureza del alma, incluyendo la abnegación, el amor hacia el Creador y hacia todos los seres vivos en la Creación, así como el mayor de los corajes y el mayor autocontrol.

… En los templos egipcios de aquella época los métodos supremos del desarrollo de la conciencia fueron mantenidos en su pureza por un largo tiempo. Esto se hizo para evitar la perversión de este conocimiento y su utilización por personas malvadas para sus fines egoístas y perversos. Este es el por qué la educación espiritual de los niveles más altos fue dada exclusivamente a candidatos dignos seleccionados.

Para el resto, el conocimiento era transmitido en forma de rituales y símbolos, de modo que sólo los buscadores inteligentes pudiesen descifrarlo en el futuro.

He aquí un ejemplo: un collar de oro sobre los hombros del faraón. (Los faraones de aquella época eran, de hecho, los Divinos Atlantes, y los egipcios lo sabían). Esto era una representación simbólica de una de las meditaciones más altas, en la que uno percibe el mundo material como un enorme collar y, a mayor profundidad que ese mundo, existe el infinito Corazón Espiritual de uno, consustancial con el Corazón del Absoluto, desde El Cual la pura y tierna Llama del Amor Divino del Creador emana hacia el mundo «manifestado».

… Quiero enfatizar una vez más la necesidad de adoptar un enfoque muy cuidadoso para la selección de los candidatos que quieran dominar los más altos métodos prácticos del desarrollo de la conciencia! ¡Deben ser dignos de ello!

Apéndice de comentarios:

Pitágoras — Evolución del Absoluto y de un ser humano en Él

Aquel que no ha sentido a Dios Viviente ¡no ha vivido como ser humano todavía! Los sacerdotes de Egipto llamaron «los vivos muertos» a las personas que no se percibían como almas. Esas personas eran esclavas de su carne, mientras sus cuerpos vivían en la Tierra.

Semejantes personas existen ahora también…

Y ellas prosiguen similares tórpidas vidas tras la muerte de sus cuerpos...

Pero la predestinación de cada persona es conocer a Dios, desarrollar la conciencia y prepararse a sí misma para la Unión con la Conciencia Divina; con el Creador, el Poder Más Grande, Quien controla cada parte del universo.

El Creador ha creado la vida aquí en la Tierra ¡precisamente para eso!

Y las personas fueron creadas por Él para que cada una de ellas pudiese conocer los mundos más sutiles y, refinándose y desarrollándose a sí mismas todavía más, deviniesen Partículas de la Conciencia Primordial.

El universo multidimensional es similar a un edificio formado por muchas plantas.

La misma estructura es inherente a un organismo humano.

Y una persona es capaz de moverse dentro del espacio de su propio organismo multidimensional con su propia concentración como conciencia.

Cuando el alma crece y se desarrolla de forma consciente, utiliza esos «pisos» para conocer al Todo. Cuando un organismo humano es llenado con la suprema sutileza y poder, tal persona puede permear la totalidad del «edificio» multidimensional, actuar dentro de él y crecer en los «pisos» más sutiles de él, preparándose para manifestar la Divinidad.

En otras palabras, uno puede estudiar la naturaleza de la multidimensionalidad primero dentro de sí mismo y luego conocer la Grandeza y Hermosura del Poder Unido, Quien está presente en todas partes y lo gobierna todo.

Sí, un humano contiene una pequeña partícula de las energías del Absoluto en su potencial y puede crecer y elegir en qué estado de la energía quiere existir. Un ser humano puede moverse conscientemente de uno de esos «pisos» de lo Absoluto a otro y luego conocer al Sutilísimo: el Creador, Quien es la Base Primordial de la Totalidad, la Base viviendo bajo cada cosa en las profundidades del espacio multidimensional.

Así es como uno se desarrolla a sí mismo como alma y determina el «piso» en el que va a vivir en el futuro.

¿Cómo ocurre esto?

LA ATRACCIÓN es la ley de la Evolución que, entre otras cosas, permite a las conciencias idénticas combinarse o unirse unas con otras.

Cada alma se mueve y vive, situándose a sí misma en la Luz, la oscuridad o la penumbra. Aquel estado en el que un alma esté acostumbrada a permanecer determina su «piso»-estrato en el universo multidimensional.

Y si uno está lleno de emociones groseras es como si un recipiente transparente se llenara con una densa y oscura sustancia-estado: el alma se ha vuelto pesada, grosera, y es atraída a ese «piso» en el que todo está saturado con ese mismo estado de conciencia.

Pero si la ternura y el amor brillan en el alma, esto la lleva más cerca de los mundos sutiles y Divinos.

Un ser humano, como alma, puede desarrollar el hábito de vivir en un cierto «piso» y crecerá como conciencia en ese «piso», ya sea del infierno, del paraíso, o la Morada del Creador.

Así pues, la posibilidad de vivir y crecer en cualquiera de esos «pisos» ha sido dispuesta por el Creador en el alma.

¡Comprendan, oh pueblo, que la causa de la Omnipresencia y de la Omnisciencia del Espíritu Santo y del Creador es que Ellos están por todas partes y siempre!

Dios está aquí y ahora.

¡Y Él estuvo y siempre estará presente en la eterna duración del tiempo!

Dios está en todas partes en la interminable Creación: Él —el Infinito Océano de la Más Sutil Conciencia-Luz— ¡está debajo de cada átomo!

Él también está presente ¡donde tú estás ahora! ¡Su Ilimitado Océano yace siempre bajo cada átomo de tu cuerpo!

¡Oh gentes, conozcan Su Omnisciencia y Omnipresencia!

Sin embargo, sabed que sólo se le puede permitir entrar en la Morada del Creador a aquel que se esfuerza por lograr esta Unión con toda el alma y que se ha desarrollado a sí mismo hasta un grado necesario.

Una puerta a la Morada del Creador se halla dentro de ti: en tu sutil corazón espiritual, lleno de Amor y Luz. Aquí ese pasaje se abre; ese pasaje que conecta el mundo de las personas con el mundo Primordial.

Allí, en la Inmensidad de la Luz del Creador, puedes contemplar y conocer Su Presencia, puedes fusionarte con Él en los Abrazos del Amor y transformarte en el Mensajero del Creador.

… Desde la transparente sutileza, desde la profundidad, otros «pisos» del espacio se ven.

Por el contrario, desde los «pisos» impuros, oscuros y groseros, lo sutil es invisible, imperceptible.

… Esas estructuras de un organismo humano, las cuales le permiten a una persona conocer el universo dentro de sí mismo, ¡son dadas exclusivamente a un ser humano durante sus encarnaciones! El alma nacida en un cuerpo animal no tiene todas esas posibilidades para su desarrollo.

En consecuencia, ¡la gente no debería buscar la vida típica de los animales habiendo recibido el derecho a ser encarnado en un cuerpo humano!

Elisabeth Haich — Sobre la importancia del conocimiento espiritual

Con humildad y profundo agradecimiento acepto la invitación de Toth el Atlante para participar en este libro.

También encarné en la Atlántida, pero aquella encarnación no fue significativa: en aquel entonces yo aún estaba demasiado poco preparada para aceptar el conocimiento superior. Por tanto, tengo derecho a considerarme sólo una «ex atlante», pero no una Divina Atlante…

Pude llegar a la Luz después, en la encarnación en el antiguo Egipto. Entonces fui hija de un verdadero Divino Atlante y egipcio.

Posteriormente describí aquella y Mis siguientes encarnaciones en Mi libro autobiográfico «Iniciación».

La última de esas encarnaciones tuvo lugar en Europa en el siglo XX. Entonces Me dediqué a predicar el más elevado conocimiento de la Atlántida a las personas del mundo moderno. Quería transmitir este conocimiento en un lenguaje sencillo, comprensible para muchos. Hablé y continúo hablando ahora acerca de su carácter universal, y no sólo para todos los pueblos de la Tierra sino para todo el universo.

* * *

Me gustaría comenzar con unas pocas palabras acerca del bien y el mal. Muchas personas creen que la existencia del mal en el mundo ¡es la injusticia que niega o desmiente la existencia de Dios! Sin embargo, ¡no es así!

Una elección entre el bien y el mal es una elección personal de la dirección de vida hecha por cada persona. Y cada persona hace semejante elección no sólo una vez en su vida, sino cada día, cada hora.

Conscientemente o no, cada persona toma decisiones por sí misma, escogiendo la dirección de su movimiento: hacia el Creador, o lejos de Él. ¡Dios no obliga a nadie en estos casos!

… La existencia del mundo «manifestado» está determinada por la existencia de la estructura multidimensional del Absoluto. La Creación fue manifestada mediante la condensación de una Parte del Absoluto por el Creador.

Sí, en el Absoluto existe la más sutil Parte —la Conciencia Primordial Unida, el Creador— y existe también la parte densa —la materia—.

Y la existencia de una densa piedra en el Absoluto ¡no es mala! Esta piedra es solamente un elemento del plano material, formado por el Creador.

Aquello que es denso es también una parte del Absoluto, una parte muy baja, pero sirve como soporte o portador para la vida que evoluciona en la Creación. ¡Este es el significado fundamental de la existencia de aquello que es denso!

Diversos representantes de la inmundicia humana también desempeñan su papel en el proceso universal de la Evolución. No voy a entrar en mayores detalles acerca de este tema ahora, puesto que Vladimir Antonov ha escrito lo suficiente sobre esto en sus libros.

A este respecto, mejor voy a hablar sobre otro asunto: un alma humana ¡no debe volverse tan densa como la materia! Por desgracia, ¡esto es lo que está sucediendo ahora con una gran cantidad de personas que se consideran a sí mismas como nada más que cuerpos materiales! Y esto conduce al endurecimiento* (o embrutecimiento) de las conciencias, al declive evolutivo y al movimiento —desde un punto de vista evolutivo— ¡en sentido opuesto con respecto a Dios!

* * *

Las plantas y animales ocupan sus peldaños en la evolución de las almas. Pero el ser humano no debe vivir la vida de una planta o un animal, puesto que las posibilidades que él o ella obtiene gracias a la encarnación en un cuerpo humano ¡le habilitan para mantener un nivel mucho más alto de vida!

Cada persona que ha recibido un cuerpo humano al nacer ¡debe esforzarse por ser digno de ser llamado humano!

Un cuerpo humano es una estructura magistral que permite cubrir la distancia entre el estado de «una persona ordinaria» y el estado de Dios.

Todos los altos niveles de la evolución de la conciencia —hasta la Unión con el Creador— pueden ser alcanzados ¡únicamente en un cuerpo humano!

¡Es realmente posible conocer a Dios y llegar a fundirse con Él en todas Sus Manifestaciones! ¡Un gran número de Héroes han atravesado este Camino y han demostrado con Sus vidas que ello es posible!

* * *

A medida que el alma crece en el proceso de su evolución, surgen y se alzan ante ella las preguntas importantes a partir de cierta etapa de su desarrollo. Entonces una persona necesita comprender ¿qué es ella, en calidad de ser humano, y cuál es el significado de la vida? «¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? ¿Qué debería hacer?». Estas son las preguntas que inevitablemente surgen ante el alma que se ha vuelto lo bastante madura como para pensar en este tema.

El auténtico conocimiento teórico acerca de Dios, el hombre y el significado de nuestra vida en la Tierra puede ayudar a tal persona a entenderlo. ¡Y cuanto antes lo comprenda, mejor! ¡Hagamos posible que este conocimiento sea incluido en los planes de estudios! ¡Sería fácil diseñarlos sobre la base de este y otros libros similares!

Más adelante, después de convertirse en un adulto, que cada persona —a través de sus propios esfuerzos en el desarrollo espiritual— empiece a percibirse a sí misma como un alma que evoluciona (y no que meramente acepte esta verdad con el intelecto).

Una persona también debería analizar sus cualidades como alma. Habiendo comprendido cómo es ahora, esta persona puede comenzar a desear cambiar, a medida que continúa obteniendo el correspondiente conocimiento espiritual.

¡Después de todo, la predestinación final del hombre es llegar a ser el «Yo» Superior, llegar a ser el Unido «Nosotros», y él o ella puede lograr esto fundiéndose con la Conciencia Divina Unida!

Me explico: Dios —en el Aspecto del Creador— es a la vez Uno y Plural. Él es la Totalidad de Todos Aquellos y Aquellas Que Le han conocido. Ellos existen en una única Morada: el primordial y más sutil estrato del espacio multidimensional.

… Este Camino de autotransformación es largo. Estando sobre él, un viajero o viajera necesita conocer las leyes de la pureza ética y, acto seguido, hacerlas «germinar» en su vida, para ampliar y desarrollar el corazón espiritual, para aprender a vivir incesantemente dentro de ellas, para hacerse diestro en el control sobre los estados de la conciencia y para realizar muchas otras cosas.

El alma que, en este Camino, se ha transformado a sí misma en el gran corazón espiritual, continuará con su vida bajo la Guía Divina directa.

A partir de un cierto nivel de desarrollo llega, para una persona que evoluciona con éxito, el momento de reunirse con Kundalini. A través de esto un alma como esa puede unir todo lo mejor que fue acumulado por ella en sus encarnaciones anteriores con esa parte de la conciencia que fue encarnada en, y fijada con, un cuerpo actual.

Cuando estés trabajando con Kundalini podrás, entre otras cosas, ver tanto tu pasado como tu futuro en la corriente de la Conciencia-Luz que fluye a través de tu cuerpo. Además, podrás ver las tareas que te es necesario cumplir y las posibles situaciones que pueden ayudarte a hacer eso.

La experiencia de «despertar», «desempaquetar» y dirigir Kundalini a través del cuerpo es un muy significativo paso en el Camino espiritual. Gracias a este paso, los buscadores espirituales pueden, entre otras cosas, experimentar —por primera vez y muy vívidamente— la Unión con su propia energía átmica. Eso les da una referencia del sutil estado en el que deberían aprender a vivir. Esta es la sutileza inherente al Creador.

No obstante, desde el conocimiento de esta manifestación de Atman hasta la Unión con el Creador se extiende todavía un largo Camino. ¿Qué les permite a los buscadores seguir hacia adelante? Es una imperecedera, inextinguible aspiración a alcanzar la Unidad en el Amor con Él, el Principal Amado, y asimismo los métodos meditativos especiales que proporcionan un desarrollo suplementario de la conciencia y la capacidad de unirse con otras conciencias.

Esta etapa del trabajo no puede considerarse terminada hasta que la Unidad con el Creador se convierte en un estado natural. Entonces los siguientes pasos del autodesarrollo se revelan para el buscador…

* * *

Existe una palabra india parampara. Significa la ininterrumpida secuencia directa de la transmisión de conocimientos, desde los maestros encarnados a sus discípulos encarnados, en una escuela espiritual dada.

No obstante, la transmisión directa de conocimiento desde no encarnados o encarnados Maestros Divinos a Sus hijos espirituales, sus sucesores, existe siempre. Las Sempiternas Enseñanzas de Dios son revividas, una y otra vez, en toda ocasión en que, cada siguiente alma sucesiva, se desarrolla a sí misma hasta la Unión con el Creador; y entonces deriva desde Él el conocimiento acerca de Dios y acerca del Camino hacia Él, para las gentes. Lo que ha sido hecho por Vladimir Antonov es uno de tales renacimientos y divulgaciones, para las personas de hoy día, de las Enseñanzas Universales de Dios.

Vladimir Antonov — Artículos y Conferencias

Sobre el yoga

La palabra yoga significa Unión de una conciencia humana individual (alma) con la Conciencia Primordial (La Cual también es llamada el Creador, Dios Padre, Adi Buda, Tao, Alá, Ishvara, Svarog, y con otros nombres de diferentes idiomas humanos).

El Camino hacia esta Meta Suprema y los concretos pasos y variantes del progreso en este Camino son también denotadas por la palabra yoga.

Este término es idéntico a la palabra latina religión.

Entre las orientaciones del yoga, están las siguientes:

— jnani yoga: el yoga de la sabiduría: el estudio de la naturaleza de la existencia y de la teoría del crecimiento espiritual.

— karma yoga: el yoga de las acciones correctas: la dedicación de la actividad de uno a Dios, a la Evolución de la Conciencia Universal, que se realiza incluyendo a las almas individuales de personas encarnadas; durante esta actividad la motivación egoísta debe estar ausente.

— jala yoga: la práctica de la nutrición ética, bioquímica y bioenergéticamente óptima; es importante, en primer lugar, porque para el crecimiento espiritual exitoso necesitamos cuerpos sanos, y en segundo lugar porque la conciencia crece usando la energía que el organismo obtiene de los alimentos; ello sucede gracias a los procesos de sublimación de los alimentos en energía en el interior del cuerpo; por supuesto, uno debe crecer como conciencia usando la energía sutil y no la grosera, la cual nos separa de la Conciencia Primordial; el uso de alcohol, nicotina y otros psicodélicos perjudiciales para la salud del cuerpo y la conciencia es inadmisible.

— agni yoga: las Enseñanzas dadas por los Maestros Divinos a través de Helena Roerich; contienen una poderosa llamada a las personas a comenzar la búsqueda espiritual y el autodesarrollo espiritual, a buscar la guía de los Maestros Divinos —los Supremos Jerarcas Espirituales— y la Unión con la Conciencia Primordial; sin embargo, la metodología concreta para lograr esto no fue descrita por Helena Roerich: ella no estaba interesada en dichos procedimientos.

— bhakti yoga: diversos métodos que ayudan a formar en un buscador el amor emocional hacia el Creador; bhakti yoga incluye formas rituales de culto; sin embargo, debemos entender que la realización de los objetivos de este yoga no es posible sin el desarrollo del órgano del amor emocional, es decir, el corazón espiritual; también es necesario entender que a fin de aprender a amar al Creador debemos aprender en primer lugar a amar Su Creación;

— kriya yoga: el camino de la purificación ética y energética de uno mismo; en este camino, uno puede «limpiar» de sí mismo —con la ayuda de métodos meditativos— todo cuanto no es lo más alto, todo lo que vela la Sublime y Más Profunda Esencia Divina del hombre (el Atman o «Yo» Superior); el término kriya yoga fue introducido por el Gran Divino Babaji; luego el kriya yoga fue difundido por Mahasai, Yukteshwar, Yogananda y, ahora, por nosotros; es importante hacer hincapié en que la realización completa de los programas del bhakti yoga y del kriya yoga ha sido predicada recientemente por el Avatar Sathya Sai Baba.

laya yoga es en realidad lo mismo que el kriya yoga; laya significa «disolución»: la disolución del «Yo» individual, o la conciencia individual, en el «Yo» Unido del Creador y del Absoluto; el énfasis aquí se pone en el desarrollo de uno mismo como corazón espiritual, en la purificación del cuerpo, la mente y la conciencia, en sentir la Armonía, el Amor, la Sutileza e Infinitud de la Conciencia Divina, en el percibir Su incesante Guía, y luego en la Unión con Él; en tal caso, el «yo» inferior es sustituido por el «Yo» Superior.

Así, en el Camino espiritual hay tres importantes direcciones del desarrollo humano: intelectual, ética y psicoenergética.

La última de ellas se puede subdividir en las siguientes tres etapas principales:

— hatha yoga: una etapa preparatoria que incluye los métodos iniciales para hacer el cuerpo sano, dominando la concentración de la atención y la preparación de las estructuras de energía del cuerpo para las posteriores importantes etapas de trabajo.

— raja yoga: sus métodos le permiten a uno limpiar por completo los sistemas de chakras y meridianos principales del organismo; también ayudan a lograr pureza y armonía en el interior de todo el capullo de energía que rodea a un cuerpo humano.

— buddhi yoga: un sistema de métodos para el autodesarrollo meditativo fuera del cuerpo y el capullo; le permite a uno realizar plenamente el Objetivo Supremo: el conocimiento de Dios en todas sus manifestaciones y la Unión con Él.

* * *

Todas las personas se diferencian entre sí por los siguientes criterios principales:

a) la edad psicogenética: la edad total de un alma como la suma de todas sus encarnaciones humanas, y

b) la edad ontogenética: la edad en una encarnación actual que determina hasta un significativo grado la capacidad de asimilar adecuadamente la información entrante.

En función de esto, todos los que quieran seguir el Camino espiritual pueden elegir por sí mismos los métodos de desarrollo espiritual que sean los más adecuados para el momento actual.

Y sólo para aquellos que hayan dominado la ética y los componentes intelectuales del Camino espiritual sería pertinente comenzar a trabajar con la transformación psicoenergética de sí mismos. Vale la pena mencionar que las personas que no han pasado por completo a la nutrición éticamente correcta, es decir, aquellos que no se abstienen totalmente de todos los productos hechos a base de carne o pescado, no deberían tratar de dominar los métodos del hatha yoga y, especialmente, del raja yoga y del buddhi yoga. De lo contrario, se produce el endurecimiento de la conciencia; esto les lleva no hacia la Conciencia Primordial, sino en la dirección opuesta.

Krishna, en el Bhagavad-Gita, dijo lo siguiente acerca de la elección de los métodos adecuados para el desarrollo de uno mismo:

12: 8. Dirige tus pensamientos a Mí, sumérgete como conciencia en Mí: entonces, en verdad, vivirás en Mí.

12: 9. Pero si no eres capaz de fijar tus pensamientos de manera constante en Mí, trata de llegar a Mí mediante la práctica de los ejercicios de yoga…

12:10. Si no eres capaz de hacer ejercicios de yoga constantemente, entonces dedícate a servirme, realizando sólo aquellas acciones que son necesarias para Mí; y llegarás a la Perfección.

12:11. Si no puedes hacer ni siquiera esto, entonces dirígete a la Unión Conmigo renunciando al provecho personal de tu actividad; refrénate a ti mismo de esta manera.

* * *

En conclusión, vamos a señalar los hitos principales de las etapas superiores del yoga, es decir, del raja yoga y del buddhi yoga. Y pongamos atención a la plena correspondencia de lo recién dicho con las Enseñanzas de los Divinos Maestros: Toth el Atlante, Pitágoras, Krishna, Jesús el Cristo, Babaji, Sathya Sai Baba y otros.


Principales hitos del raja yoga


1. Dominar la relajación del cuerpo, la mente y la conciencia.

2. Los ejercicios psicofísicos, que sientan las bases para el correcto desarrollo de la esfera emocional.

3. La limpieza y el desarrollo de los chakras. La prioridad en este trabajo tiene que ser dada a la «apertura» y el desarrollo del chakra anahata —el recipiente inicial del corazón espiritual—.

4. El trabajo en la limpieza y el desarrollo de los principales meridianos (meridiano central, sushumna, vajrini, chitrini, meridiano delantero, órbita microcósmica), la limpieza de una partición entre el sushumna y el meridiano central.

5. Limpiar el capullo de energía que rodea al cuerpo.

6. El refinamiento de la conciencia a través de los métodos del arte, entre otros.

7. Sobre la base de todo esto, el dominio de la autorregulación psíquica, que contribuye a la realización práctica de los principios éticos sugeridos a nosotros por Dios.


Principales hitos de buddhi yoga


Observación: en el buddhi yoga el trabajo se lleva a cabo en los correspondientes paisajes naturales, incluyendo los sitios de poder.

1. La expansión del corazón espiritual. El desarrollo de sus brazos.

2. El dominio de la Unión con los Espíritus Santos en la meditación Pranava.

3. Dominar el estado de «no yo» (Nirodhi o Nirodha) en las dimensiones espaciales Divinas .

4. El dominio de hesychia, el silencio interior.

5. Fortalecer el «centro de poder» del organismo (formando el hara, una unidad que consta de los chakras del dantian bajo; ganando maestría en los métodos para su mayor desarrollo).

6. La meditación Volcán. La familiaridad con el Fuego Divino; la purificación del cuerpo con la ayuda de este Fuego.

7. La familiarización con las Manifestaciones de los Maestros Divinos en forma de Mahadobles. La comunicación y la Unión con Ellos.

8. El «desempaquetado» de Kundalini.

9. La formación de los dharmakayas.

10. Estudio práctico de la estructura del Absoluto. La meditación NAM.

11. La formación del propio Mahadoble.

12. Las meditaciones Muro, Pirámide y Templo.

13. El trabajo con los «segmentos».

14. El dominio del Paramatman.

15. El desarrollo de la capacidad de entrar en el estado de la Unión con la Conciencia Primordial en Su Morada y salir de Ella a la Creación con el propósito de ayudar a los seres encarnados.

16. Purificación final de la materia del cuerpo con el Fuego Divino.

* * *

Dios llama este Camino, abierto y estudiado a fondo por nosotros bajo Su orientación directa, el Camino Divino del Corazón Espiritual o el Camino Recto.

Uno puede avanzar en éste aún más allá…

Fe y Conocimiento

El fundamento de la fe es nuestra confianza en aquello que escuchamos o leímos. Esto se aplica igualmente a los temas religiosos.

En cuanto al conocimiento, se adquiere, primariamente, a través de la propia experiencia práctica.

Hay muchas diferentes clases de fe religiosa.

Por el contrario, el conocimiento religioso es uno y universal, aunque existen diferentes niveles, más o menos profundos, de este conocimiento, y puede haber errores de determinados buscadores espirituales.

El conocimiento personal de uno mismo y de Dios es lo que capacita a una persona intelectualmente desarrollada para obtener los logros espirituales elevados y supremos.

* * *

La fe es necesaria para muchas personas en las etapas tempranas de su desarrollo espiritual, porque ella sienta las bases para su aspiración al conocimiento.

El ritualismo eclesiástico es la más común forma socialmente establecida que ayuda a adquirir y reforzar la fe. Los rituales religiosos pueden ser más o menos razonables y eficaces. Algunos rituales pueden ayudar a que uno sienta la presencia de Dios. Otros, por el contrario, pueden considerarse criminales; tales son, por ejemplo, los relacionados con los sacrificios sangrientos o los dirigidos a dañar otras personas (los rituales de magia negra).

Además, uno debería tener en cuenta que, en el trasfondo del ritualismo, siempre se ofrece a los creyentes algún tipo de ideología característica de ese movimiento religioso. Esta ideología puede variar desde las verdaderas enseñanzas de Dios hasta un odio hacia la humanidad revestido de ropajes religiosos.

Pero incluso en el caso de los mejores rituales religiosos, en alguna etapa del autodesarrollo uno empieza a entender que ¡Dios nunca ha enseñado ritualismo a la gente! ¡Son las personas las que inventaron los rituales y los transmitieron a las siguientes generaciones!

Por otra parte, ¡Dios no necesita nuestros rituales! Él necesita de nosotros algo completamente diferente: ¡Él necesita que nos desarrollemos nosotros mismos (como almas)! Y el «pan de cada día» que Jesús sugirió pedir a Dios Padre ¡no es el alimento para nuestros cuerpos, sino el más elevado conocimiento espiritual y la guía espiritual del Creador!

* * *

Que cada persona razonable piense y se formule las siguientes preguntas: ¿Qué quiere Dios de mí? ¿Qué quiere Él que yo sea?

Jesús dijo: «¡Sean perfectos, así como su Padre Celestial es perfecto!» (Mateo 05:48).

También dijo: «He conocido al Padre» (Juan 17:25). «Así como el Padre Me conoce a Mí, así Yo conozco al Padre» (Juan 10:15). «Yo y el Padre somos Uno» (Juan 10:30). En consecuencia, «¡Aprendan (esto) de Mí!» (Mateo 11:29).

¿En qué consiste la Perfección del Creador?

A fin de hallar la respuesta a esta pregunta es necesario, antes que nada, entender que Dios Padre no es un anciano montado en una nube, tal como a veces le representan. Él es el infinito Océano de la más sutil Conciencia que mora en la profundidad del Absoluto multidimensional.

Él es también el absoluto Amor, la absoluta Sabiduría y el absoluto Poder.

¡Esto es lo que debemos aprender de Él! Y nosotros ¡deberíamos pedirle que nos ayude, primera y principalmente, con el cumplimiento de esta tarea!

* * *

Uno debería comenzar este proceso de aprender de Dios estudiando los principios éticos sugeridos por Él, con el fin de cambiar uno mismo de acuerdo con Su Voluntad.

También es importante entender lo que Dios es; entender qué es el hombre; entender cuál es el significado de la vida humana en la Tierra, y cuáles los principios para llegar a hacerlo realidad.

Después de esto se pueden usar los métodos para la limpieza del cuerpo y sus estructuras energéticas de la contaminación energética, y comenzar a trabajar en la «apertura» y posterior desarrollo del corazón espiritual. Esto último capacita a los buscadores espirituales dignos para cumplir los mandamientos de Jesús el Cristo anteriormente citados.

¡Ama al Señor, tu Dios! ¡Ama a tu prójimo!

«¡Ama al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda el alma y con todas tus fuerzas!» (Deuteronomio 6: 5), «…¡Ama a tu prójimo como a ti mismo!…» (Lev 19:18); estas son dos declaraciones de la Biblia hechas por los profetas hebreos y repetidas por Jesús el Cristo como los más importantes mandamientos de Dios para los Hebreos en aquellos tiempos antiguos (Mateo 22: 37-39; Marcos 12: 30-31; Lucas 10:27).

Sin embargo, muy pocas personas son capaces de entender lo que significan estos mandamientos, ¡por no hablar de su cumplimiento!

… Estoy recordando ahora cómo en cierta ocasión me dirigí a un aparentemente buen hombre, un joven que dio muestras de su amor hacia la naturaleza…

… Y el amor hacia la naturaleza es muy importante en el Camino del desarrollo espiritual, ya que sin un desarrollado amor hacia la Creación ¡uno no puede enamorarse del Creador y acercarse a Él mediante el estado del alma! Todas las demás variantes del «amor a Dios» ¡no son nada más que autoengaños o engaño! El Creador no acepta el «amor» hacia Él que procede ¡de una persona que no ama Su Creación!

… Le sugerí a ese hombre que se familiarizara con nuestros materiales en ecopsicología —la rama de la ciencia que le permite a uno avanzar significativamente hacia la realización práctica de los antes mencionados fundamentales mandamientos de Dios.

Pero el hombre respondió: «Gracias, pero no. ¡Tengo la Biblia!».

… Una persona razonable estudia los mandamientos de Dios y hace esfuerzos para transformarse a sí misma de acuerdo con ellos. Una irrazonable sólo adora los libros donde están escritos esos mandamientos…

Una persona razonable entiende el amor hacia Dios como, entre otras cosas, la realización de Sus Instrucciones, que nos recomiendan espiritualizarnos a nosotros mismos, el servicio a Dios y ¡aspirar a acercarnos más a Él —nuestro Amado Supremo— a través del conocimiento de Él y la Unión con Él en el Abrazo de Amor! Y esto es lo que una persona razonable trata de hacer, mientras que una irrazonable… tan sólo mendiga de Él, y habiendo caído en la trampa de alguna secta, comienza a odiar a todos los que piensan y hablan de una manera diferente de las formas que son habituales dentro de esa secta…

… Una pequeña persona irrazonable no es capaz de abarcar con la mente toda la grandeza del universo multidimensional: esta persona piensa en escalas mucho más pequeñas. Las palabras y los pensamientos acerca del (para ella) invisible Dios asustan a esta persona, y comienza a fantasear y crear imágenes de fábula sobre ficticios «dioses» y otras fuerzas, que podrían ser malos, dañinos y punitivos o, por contra, amables y protectores… De esta manera, se crean primitivas variantes «paganas» (i.e., «folclóricas», «populares») de la fe…

Por el contrario, una persona razonable, alguien que es consciente de que el universo es infinito, sabe que el Creador no es un invisible anciano volador o algún otro ser. Él es el Océano Viviente de la Más Sutil Conciencia Que habita en la primordial profundidad del espacio multidimensional y que está en pleno proceso de Su incesante desarrollo. Él es Uno para todas las personas encarnadas por Él en la Tierra, y para todas las demás formas de vida, encarnadas y no encarnadas, en la totalidad del espacio cósmico. Y las leyes, los principios de la existencia sugeridos por Él para todas las personas, son iguales y los mismos para todo el mundo.

Y dicho sea de paso, no hay «fuerzas oscuras» que puedan competir con Él en poder, porque ¡Él es Omnipotente!

Sí, la lucha entre «la luz y la oscuridad» de hecho acontece o puede acontecer, en primer lugar, dentro de nosotros mismos (es nuestra lucha con nuestros defectos) y, en segundo lugar, fuera de nosotros, pero bajo Su pleno control y por nuestro bien (esas son las lecciones con la participación de seres malvados encarnados o no encarnados; lecciones que nos son dadas por Él, nuestro Maestro Supremo).

Con el fin de ayudarnos a soportar esta lucha y que nosotros mismos nos desarrollemos aún más, el Creador nos dio Sus Enseñanzas, que son las mismas a todo lo ancho del universo. Él ha impartido esas Enseñanzas muchas veces a la gente sobre la Tierra en diferentes épocas del desarrollo de la humanidad bajo diferentes configuraciones históricas; por consiguiente, tenían diferentes énfasis. Todo el mundo puede llegar a familiarizarse con esas Enseñanzas integradas por nosotros en el libro [3] y en nuestros otros libros y conferencias.

Sin embargo, las personas también crearon las asociaciones religiosas sectarias basadas en conceptos que son, o bien absurdos, o representan diferentes desviaciones de las Enseñanzas de Dios, incluyendo sus perversiones intencionales o involuntarias. Ejemplos tales son las sectas satánicas, donde sus miembros buscan la protección de fuerzas del mal no encarnadas y se esfuerzan con toda deliberación en servirles; también existen sectas donde los miembros creen en dioses «nacionales», y las asociaciones que usan falso ritualismo en vez de estudiar las Enseñanzas de Dios y el dominio de los métodos de autotransformación de acuerdo con esas Enseñanzas. Además, existen sectas cuyos principales ejes confesionales son el terror contra los «infieles» y la incitación al consumo de drogas y el suicidio…

Es de esperar que las personas razonables comprendan todo esto y entiendan, entre otras cosas, cuán absurdo es cantar oraciones sin fin y hacer varios «religiosos» movimientos corporales. Por cierto, ¡Dios jamás ha enseñado estas cosas a la gente! Y ¡entendamos que Él no necesita eso! Él necesita de nosotros una cosa enteramente distinta: Él necesita que aspiremos a la Perfección —me refiero al mandamiento de Jesús el Cristo: «¡Sean perfectos, tal como su Padre Celestial es perfecto!» (Mateo 05:48).

Él está directamente interesado en nuestra Perfección espiritual. Quienes han alcanzado un nivel de desarrollo de Amor, Sabiduría y Poder comparable al de Él, así como la sutileza necesaria de las conciencias, afluyen a Él y por lo tanto le enriquecen consigo mismos.* Así pues, ¿qué tienen que ver las plegarias* y los diferentes movimientos corporales «religiosos» con todo esto? ¡No hacen que las personas se vuelvan mejores!

El Camino a la Perfección es algo completamente diferente: ¡es el desarrollo de uno mismo en los cuatro parámetros antes mencionados! Esto y ¡sólo esto será la verdadera participación en la religión (en contra de lo que tantísima gente piensa)!

Hemos discutido en detalle el tema de la metodología del desarrollo espiritual en muchas publicaciones [1-3, etc.] y películas*. Entre otras cosas hemos hecho, por vez primera, un análisis temático de las Enseñanzas de Jesús el Cristo (haciendo uso de los contenidos de los Evangelios Apócrifos) [1-2]. Así pues, ahora no vamos a repetir muchos otros mandamientos esenciales que Jesús nos dio por el bien de nuestro avance hacia la Perfección. En lugar de eso aquí tiene más sentido hablar sobre los dos mandamientos de Dios mencionados al inicio de este artículo.

Así que, ¿cómo puede uno realmente enamorarse del Creador con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas de uno? ¿Cómo se puede aprender a amar a otras personas tal como uno se ama a sí mismo?

* * *

Y ¿qué es el corazón, en el contexto de los asuntos espirituales?

Algunas personas tratan de encontrar el corazón espiritual en el corazón material.

Otros fantasean que, puesto que el corazón material está situado en la parte izquierda del pecho, entonces el corazón espiritual tiene que estar situado en la parte derecha.

Aún otros entienden el corazón espiritual no como una estructura, sino como un agregado de todas las emociones humanas. Interpretan el lema «vivir con el corazón» simplemente como vivir sin tratar de controlar, ni regular con la mente y la voluntad, las propias emociones de pasiones sexuales, de celos, envidia, odio, etc. Esta idea fue adoptada por los «clásicos» de la literatura del histórico período «soviet» en Rusia, y muchas generaciones de escolares que estudiaron esa literatura se educaron bajo esta falsa idea… La mayoría de la población adulta de nuestro país también sigue pensando de la misma manera en la actualidad…

Pero, de hecho, el corazón espiritual es una estructura bioenergética real, presente —al menos en su forma embrionaria susceptible de desarrollo— en cada persona (al igual que está presente en todas las especies altamente desarrolladas de los animales: mamíferos, pájaros). Inicialmente, se encuentra en el chakra anahata, es decir, en el pecho, donde se hallan los pulmones. Este es el chakra* donde el corazón espiritual puede comenzar a desarrollarse, y luego, desde este chakra, crece hacia el exterior del cuerpo material. El corazón espiritual es fundamentalmente importante en el Camino espiritual ya que genera las emociones del amor cordial, mientras que otros estados se generan en otros chakras.

No obstante, para esto han de crearse ahí las condiciones adecuadas. Un crecimiento natural del corazón espiritual tiene lugar en las situaciones que nos inducen a sentir emociones alegres de amor —amor hacia una persona querida con trasfondo de relaciones sexuales, el amor hacia los niños, el amor por los animales apacibles, al amor hacia la tierna belleza de la naturaleza o hacia meritorios trabajos de arte de diferentes géneros, etc.—. ¡Este es el motivo de que todo esto sea tan extremadamente importante para nuestro desarrollo espiritual!

También hay métodos especiales que aceleran el crecimiento del corazón espiritual. Estos son, en primer lugar, los ejercicios psicofísicos. Más adelante uno puede practicar las meditaciones en los sitios de poder; posteriormente dominar la comunicación directa con los Representantes del Creador o Espíritus Santos y comenzar a aprender directamente de Ellos, armonizándose uno con Ellos y uniéndose con Ellos [2]. Como resultado de este trabajo, un practicante espiritual que haya estado haciendo este tipo de esfuerzos durante varios años se convierte en un corazón espiritual gigante y Divinamente sutil, un corazón que es incomparablemente más grande que su cuerpo material.

Sólo después de convertirse en semejante Conciencia (Alma) tan grande y sutil —la cual consiste, principalmente, en el corazón espiritual desarrollado hasta el nivel Divino—, esta persona adquiere la habilidad de interactuar fácilmente con los Espíritus Santos y con el Creador en Su Morada. Lo siguiente es la Unión con el Creador. La posterior actividad en la Creación, dedicada a ayudar a los seres encarnados, es realizada por tal Persona desde el estado de Consubstancialidad con el Creador.

Los métodos adecuados para el desarrollo del corazón espiritual son descritos por nosotros en [2] y mostrados en nuestras películas. Pero es especialmente importante tener en cuenta que uno no puede alcanzar el éxito en este trabajo sin una corrección intelectual de la propia esfera emocional y del propio comportamiento. Con el fin de destruir en nosotros mismos los falsos patrones de reacción debemos estudiar una y otra vez las correspondientes recomendaciones de Dios y utilizar el método del arrepentimiento [2]. Si no hacemos esto, no vamos a ser capaces de pasar las pruebas que nuestros Maestros Divinos —Espíritus Santos— ofrecen a cada persona que avanza en el Camino espiritual.

… Cada uno de nosotros debería entender además que nosotros no somos cuerpos materiales. Somos conciencias (almas). Estamos encarnados por Dios en cuerpos materiales sólo por un tiempo —por el bien de nuestro futuro desarrollo—. Pero hasta que lleguemos a ser conciencias grandes y correctamente desarrolladas no seremos capaces de experimentar plenamente que no somos idénticos a nuestros cuerpos.

… Existe un ampliamente generalizado error típico de muchos esoteristas, especialmente de aquellos que tratan de desarrollarse a sí mismos a través de las artes marciales orientales. Consiste en poner el énfasis en el desarrollo del dantian bajo (hara): un complejo de los tres chakras inferiores. Así, ellos desarrollan el aspecto poder de las conciencias, pero sin amor ni sutileza (estas últimas cualidades están presentes en este tipo de personas sólo en las buenas películas, pero no en la realidad).*

El poderío de la conciencia es necesario, pero tiene que ser desarrollado después de que se haya desarrollado el aspecto amor, no antes de esto. De lo contrario, puede resultar muy difícil evitar el crecimiento de los defectos éticos en uno mismo y el endurecimiento de la conciencia, lo cual le conduce a uno no a la Morada del Creador, sino a las «tinieblas de afuera» (en los términos usados por Jesús el Cristo), es decir, al infierno.

El aspecto poder de un alma que se desarrolla correctamente es su inquebrantable poder de amor dirigido hacia el Creador. Este poder le permite a uno desechar todos los apegos a lo terrenal, superar todos los obstáculos exteriores en el Camino hacia la Meta Suprema, y llevar a cabo con eficacia el servicio a Dios, manifestado en el servicio espiritual a las personas.

* * *

Examinemos el tema de servicio a Dios con más detalle. Ya hemos comentado que la Conciencia Universal evoluciona sin cesar. Esto constituye Su Vida y esto es lo que Le interesa. En aras de esto, Ella nos ha incluido a nosotros —almas encarnadas por Ella en cuerpos materiales— en el proceso de Su desarrollo evolutivo. Por tanto, cuanto más intensivamente nos desarrollemos nosotros mismos, mejor es para la Conciencia Universal. Esto significa que la más alta forma de servicio a Dios es una ayuda eficaz a las personas en su desarrollo espiritual.

Para una persona que está progresando espiritualmente es muy importante aprender a vivir experimentándose a sí misma como una parte integral del Indiviso Flujo Evolutivo de la Conciencia Universal.

En este caso, no soy yo el que se desarrolla a sí mismo, sino que somos nosotros, unidos, quienes nos desarrollamos a nosotros mismos, nosotros como la entera totalidad de las almas, los que vamos hacia el Creador. De esta manera, un sentimiento de consubstancialidad con todas ellas, y así pues con el Objetivo, hacia El Cual caminamos, se yergue. Esto, en particular, le permite a uno deshacerse del propio «yo» egocéntrico y desarrollar completo y sincero desinterés en el trabajo de ayudar a otras personas que también están hollando este Camino.

Además, en esta tesitura, no puedo ni tan siquiera tener un fugaz pensamiento de que alguien me supera o me sobrepasa en algo —y, por lo tanto, que tengo que detener a esa persona—. Por el contrario, si en este Flujo alguien se mueve más rápido que yo, ¡yo mismo le ayudo a moverse más rápido aún!

No puedo ni siquiera pensar en quitarles algo a los demás: yo y nosotros estamos unidos; nosotros somos yo

La consubstancialidad de las almas, unidas en este Flujo Evolutivo común, está representada en el segundo mandamiento Bíblico que hemos mencionado.

Lo que es más importante en nuestras vidas

¿Qué es —objetivamente—lo más importante en la vida de cada persona en la Tierra? Es la comprensión, desde el punto de vista filosófico, del sentido de la propia vida y de las vías para hacerlo realidad. Sin conocer este aspecto fundamental de nuestra existencia, ¡uno no puede formar una cosmovisión correcta ni, por tanto, planificar estratégicamente la propia vida! Incluso una elección correcta en cada situación éticamente significativa depende de la comprensión de la estructura del universo, de las razones de nuestra existencia en él y de nuestras tareas en él —tanto en el aspecto del desarrollo personal como en relación al papel de uno en la vida de la sociedad—.

Si todas las personas tuviesen este conocimiento su vida sería mucho más armoniosa, tanto en la faceta personal como en la social. Ese conocimiento reduciría significativamente toda una serie de acciones egoístas y agresivas, así como los casos de drogadicción; ¡la salud de la gente sería mucho mejor! Y los destinos de muchas naciones y países cambiarían de forma significativa: esos destinos, también, dependen de la actitud del Creador hacia la ética de las naciones en nuestro planeta.

Uno podría esperar encontrar respuestas y explicaciones claras sobre este tema en los movimientos religiosos de masas, pero este no es el caso. Y ¡en ausencia de tal conocimiento fundamental, los puntos de vista religiosos inevitablemente se vuelven deficientes e incluso erróneos!

¿Qué tipo de ayuda pueden recibir de sus «pastores» los seguidores de esos movimientos religiosos? ¿Están estas personas sencillamente entrampadas por sus «maestros», que son egoístas y mentirosos o simplemente intelectualmente subdesarrollados?

Cada cual puede preguntarse ahora a sí mismo: ¿Poseen tal conocimiento los líderes de mi organización religiosa? Y algunas personas podrán darse cuenta de que pertenecen a una secta, es decir, a una asociación religiosa cuyas concepciones se separaron y se desviaron de la verdad…

En tales sectas, los «pastores» dan diversas respuestas absurdas a la pregunta planteada aquí.

Por ejemplo, pueden responder con evasivas, pero con voces autoritarias, que Dios nos juzgará según nuestras obras: Él enviará a algunos de nosotros al paraíso y a otros al infierno. Pero permitámonos pensar: ¿tiene sentido crear todo el mundo material y a todas las personas en aras de un objetivo tan insensato? ¿Por qué habría de necesitar Él una cosa así?

También pueden decir que nosotros, la gente, se supone que no sabemos lo que sólo Dios puede saber…

En la literatura, existe una opinión de que el Creador estaba aburrido de estar solo… Y así, por aburrimiento, Él decidido divertirse de esta manera… El autor de esta idea —en general, un hombre razonable— por desgracia no sabía nada acerca del Creador…

… Sin embargo, hay una verdadera respuesta a esta pregunta. El Creador Mismo la dio a través de Sus Mensajeros-Mesías enviados a la Tierra.

La respuesta consiste en lo siguiente: La infinita en el espacio y el tiempo Conciencia Universal, La Cual permanece en el estrato más sutil (dimensión espacial, eon, loka) del universo multidimensional y es llamada el Creador, Dios Padre, la Conciencia Primordial, y por otros diferentes nombres en diferentes idiomas humanos, esta Conciencia se desarrolla de manera incesante, es decir, evoluciona. Y nosotros, almas (conciencias individuales) encarnadas en cuerpos materiales, hemos de ser los principales elementos de este Proceso Evolutivo. Concretamente, nosotros, cumpliendo la Voluntad del Creador, dada a nosotros, en particular, a través de los mandamientos de Jesús el Cristo, tenemos que esforzarnos por llegar a ser perfectos tal como nuestro Padre Celestial es perfecto (Mateo 5:48). Si cumplimos con esto —con Su ayuda y debido a nuestros propios esfuerzos— fluimos al interior de Él enriqueciéndole a Él con nosotros mismos. ¡Es gracias a esta absorción de las conciencias humanas individuales, las cuales han logrado la Perfección, como Su Evolución prosigue!

Esta es la razón de que Él esté interesado en el crecimiento espiritual de cada uno de nosotros. Es por esto que Él nos trata como Sus Hijos.

Y el bienestar de cada uno de nosotros depende, en primer lugar, de nuestro amor hacia Él. Este amor tiene que ser manifestado tanto en las emociones de amor dirigidas a Él como en nuestros esfuerzos en el desarrollo personal y el servicio a Él.

Así pues, debería quedar claro que un verdadero servicio a Dios no consiste en leer oraciones y hacer ciertos movimientos corporales, sino que consiste en ayudar a otros seres encarnados en su avance hacia nuestro común Objetivo. «¡Ayudar a todo el mundo en todo lo que es bueno!»; ¡hagamos que este lema se convierta en un credo (un eje o principio de vida fundamental) para cada uno de nosotros!

Este tema se describe en detalle en nuestros libros y películas educativas, las cuales se presentan en nuestros sitios web. El autor de este artículo ha dedicado decenios de su vida como científico-biólogo al estudio de este problema, y ha ampliado la investigación biológica a las formas de vida no encarnadas. Su labor y el trabajo de sus colegas dieron como resultado la creación de una amplia panorámica de la estructura del Absoluto multidimensional, la comprensión de la esencia de Dios, del hombre y de otros seres, y asimismo dieron como fruto la descripción de los métodos para el conocimiento del Creador. De esta manera nació una nueva rama de la ciencia moderna —la metodología del desarrollo espiritual—. Esta rama incluye el conocimiento teórico general, los principios de autocorrección ética, un sistema de autorregulación psíquica, y otras etapas de desarrollo de la conciencia a través de entrenamiento meditativo.

Hoy día es posible usar este conocimiento tanto como uno lo considere necesario en la actual etapa de su vida.

¡Y ayudar a otras personas en esto!

Buddhi yoga
(conferencia impartida en un sitio de poder)

En los sitios de poder como éste resulta muy fácil entender qué es el buddhi, al haberse experimentado como un buddhi.

Permítanme recordarles el significado de este término. Existe la palabra jiva, y existe la palabra buddhi (boddhi). ¿Cuál es la diferencia entre ellas? Ambas palabras se pueden traducir como alma, conciencia individual. Sin embargo jiva es un alma en el sentido habitual de esta palabra. Las plantas, los animales, las personas tienen jivas. Por el contrario, buddhi es el alma que fue desarrollada con la ayuda de métodos especiales de trabajo espiritual, y que es mucho más grande en tamaño que el cuerpo humano material.

También existe el término buddhi yoga. Este es un sistema de métodos de meditación que le permiten a uno desarrollarse como buddhi.

Este es el nivel más alto de la trayectoria del desarrollo psicoenergético de la conciencia en el Camino del yoga.

El término buddhi yoga se utilizó por primera vez —en la literatura conocida por nosotros— en el Bhagavad-Gita. En él Krishna, entre otras cosas, dijo: «Para ellos —siempre llenos de amor— doy el buddhi yoga, por medio del cual me alcanzan a Mí. Ayudándoles, yo disipo la oscuridad de la ignorancia en sus Atmanes mediante el resplandor del conocimiento.» (Bhagavad-Gita, capítulo 10: 10-11).

Pero el conocimiento de este nivel supremo siempre existió en la Tierra —en la Atlántida, en la antigua China, y en otros países, pese a que no estaba disponible para todo el mundo—. La información acerca de esto se puede encontrar en nuestro libro Obras clásicas de la filosofía espiritual y la actualidad.

Y ¿quién es un Buda? Estas palabras —buddhi y Buda— tienen el mismo origen.

Un Buda es un buddhi desarrollado hasta la plena Perfección.

¿Cómo se puede avanzar al estado de un Buda con la ayuda de los métodos del buddhi yoga? Y ¿en qué consiste un buddhi? ¿Cómo puede uno desarrollarlo?

La base del buddhi es el corazón espiritual desarrollado. Comienza a crecer —ya sea en las favorables condiciones de la vida sátvica normal o con la ayuda de métodos auxiliares especiales de trabajo espiritual— desde el chakra anahata en el pecho, y más adelante se hace mucho más grande que el tamaño de un cuerpo material.

Todo lo valioso que fue acumulado por nosotros en otras estructuras del organismo (es decir, fuera del chakra anahata) también queda conectado con el creciente corazón espiritual y afluye a éste; para este propósito uno utiliza métodos especiales del buddhi yoga. El buddhi formado de esta manera también es llamado dharmakaya —el cuerpo para el Camino—.

Resulta esencial recordar que el hombre no es un cuerpo material, sino un alma, una conciencia. El cuerpo es sólo un recipiente temporal de una persona, utilizado para transitar por la actual etapa del desarrollo evolutivo humano. Así pues, nosotros podemos ser tanto pequeñas almas como almas más grandes que aspiran a la Perfección.

La siguiente gran etapa del crecimiento de un buddhi es la consecución de una sutilidad (o sutileza) del mismo nivel que la sutilidad de la Conciencia Primordial (el Creador, Dios Padre) y el fortalecimiento (la «cristalización») de uno mismo en ella. Tales personas son llamadas Mahatmas (Mahaatmas) o Buddhisattvas (Boddhisattvas). La Conciencia Primordial puede ser vista como la más sutil Luz Pura; las cualidades de los Mahatmas-Buddhisatvas son esas mismas. Es por esto que también se les llama los Iluminados, es decir, Aquellos Quienes consisten en Divina Luz.

Pero a fin de convertirse en un Buda, esa persona también tiene que aprender a entrar en el estado de Unión con la Conciencia Primordial, afluyendo a Ella y disolviéndose en Ella. Este estado se llama Nirvana —el estado en el que el «yo» inferior del hombre es destruido, «completamente quemado»—.

* * *

Por consiguiente, los más importantes derroteros del buddhi yoga son: a) el crecimiento del corazón espiritual, b) la refinación de la conciencia, y c) el dominio de los métodos de Unión con la Conciencia Primordial.

La adquisición de maestría en estos tres rumbos de trabajo en el buddhi yoga asegura la capacidad de entrar en el estado de nirvana.

Lamentablemente, algunas personas malinterpretan el término nirvana. Por ejemplo, existe una opinión de que el Nirvana implica la desaparición total y definitiva de la individualidad. No, esto es un error. Es sólo el «yo» inferior que habita en el chakra ajna en la cabeza, el que desaparece. En lugar de él, uno gana el «Yo» Superior —el «Yo» de la Conciencia Primordial—. Y una tal Divina Individualidad puede manifestarse Ella Misma de nuevo en el mundo de las almas encarnadas como un Maestro Divino, un Representante de la Conciencia Primordial.

La declaración anterior es confirmada con la máxima brillantez por nuestras conversaciones con el Fundador del budismo, Gautama Buda, Quien no desapareció de la existencia: Se Le puede ver; uno Le puede abrazar, puede comunicarse con Él y unirse con Él. Nuestras conversaciones con Él, por cierto, están publicadas en el libro Obras clásicas de la filosofía espiritual y la actualidad.

* * *

¿Cuáles son las condiciones y limitaciones de nuestro avance en el Camino hacia la Perfección? ¿Y cuáles son los otros —más pequeños— pasos en ese Camino que tienen que ser destacados?

Hemos hablado de esto en detalle en muchos de nuestros libros (en Ecopsicología, principalmente), en artículos y en conferencias filmadas. Por tanto ahora sólo voy a mencionarlos de manera breve.

En primer lugar, una persona que quiera andar el Camino espiritual tiene que aprender y aceptar la teoría del desarrollo espiritual incluyendo sus fundamentos —la ética de las relaciones con otras personas, con todos los seres vivos, y con Dios—.

También es importante tener conocimiento acerca del Objetivo de nuestros esfuerzos espirituales; este Objetivo es Dios en el Aspecto de la Conciencia Primordial, el Creador. En consecuencia, uno tiene que entender lo que Dios es y dónde puede uno encontrarle a Él. Si no existe tal comprensión, entonces ello resulta en lo que podemos ver en muchas sectas y círculos esotéricos: caminar sin avanzar; Felipe el Apóstol, en Su Evangelio, comparó esto con la actividad de un burro que gira en torno a una piedra de molino: el burro caminó en círculos el día entero y, llegada la noche, se halló en el mismo lugar…

Otra cosa importante que tenemos que entender es que muchas personas, incluso muy buenas, no son capaces de comprender lo que exponemos aquí: son almas jóvenes, demasiado jóvenes en su desarrollo evolutivo. Para ellas es demasiado pronto para que puedan participar en un trabajo espiritual serio. Dejemos que ahora se desarrollen en una actividad mundana normal; dejemos que aspiren a enriquecerse con varios tipos útiles de conocimiento, que ayuden a otras personas en todo lo bueno, que se esfuercen por evitar hacer aun el más leve daño a los demás. Asimismo permitamos que desarrollen los corazones espirituales; esto no puede causarles ningún daño; al contrario, ¡pueden beneficiarse mucho por ello!

Nadie puede resultar perjudicado a causa de desarrollar el corazón espiritual. ¡Pero el beneficio podría ser genial!

La siguiente etapa, no adecuada para todo el mundo, es el uso de los métodos del raja yoga para la limpieza y el desarrollo de las principales estructuras energéticas del organismo. Gracias a estos esfuerzos, uno puede, entre otras cosas, deshacerse de muchas enfermedades crónicas. Pero lo más importante es que sin lograr la pureza bioenergética en el cuerpo no se puede avanzar en la tarea del refinamiento de la conciencia. (El crecimiento cuantitativo de la conciencia que viva en estados emocionales groseros es el camino en el sentido opuesto al Creador: hacia el infierno).

Y a continuación el buscador espiritual exitoso adquiere la capacidad para iniciar el avance rápido en el Camino Recto hacia la Meta. Este Camino, en términos generales, consiste en el desarrollo cualitativo y cuantitativo de uno mismo como corazón espiritual —hasta, en particular, la Unión con el Corazón del Absoluto, Quien es la Conciencia Primordial.

Y permítasenos intentar ver que, a lo largo de toda la historia de la humanidad en la Tierra, Dios trató de explicar a la gente esto mismo. Esto es lo que fue enseñado por los Maestros Divinos de la Atlántida, por Pitágoras, Huang Di, Lao Tse, Krishna, Gautama Buda, Jesús el Cristo, Babaji de Haidakhan, Sathya Sai Baba… Aún así, las gentes inventaron sus propias variantes de religión y crearon diversas sectas donde las Enseñanzas de Dios fueron pervertidas, en ocasiones, hasta convertirse justo en lo contrario…

Así pues, ¡estudiemos y cumplamos lo que Dios nos sugiere!

El «yo» inferior y el «Yo» Superior
(Conferencia impartida en un sitio de poder)

¿Qué es «yo»? Ahora mismo no importa qué «yo», si el inferior o el superior.

«Yo» es el sujeto de la autoconciencia, el sujeto que se siente a sí mismo. Pero sentir... ¿qué?, y el sentir ¿de quién? De uno mismo como una conciencia; conciencia que es un tipo especial de energía, capaz de percibirse a sí misma.

Una conciencia es un alma. Y una conciencia es, igualmente, una persona en sí misma, mientras que nuestros cuerpos son sólo nuestros hogares temporales, cuya finalidad es ayudarnos en nuestro progreso evolutivo.

A veces alguien pregunta: «¿Por qué no es posible evolucionar sin encarnar en estos cuerpos? ¡Eso sería, probablemente, mucho más fácil!»

Pero no. Un cuerpo, con su digestión y otros procesos biológicos es, entre otras cosas, un convertidor de energía. Está diseñado de manera que la energía de los alimentos que comemos se pueda convertir en la energía de la conciencia, y esto asegura su crecimiento.

Y el crecimiento de una conciencia individual es el elemento principal del Proceso Evolutivo Común que tiene lugar en el universo.

Debemos tratar de percibirnos a nosotros mismos como sus participantes y ver nuestros papeles y responsabilidad ante nuestro común Creador por todas nuestras decisiones y acciones.

¿Dónde reside la conciencia (el alma) en el cuerpo de una persona «normal»? Lo más a menudo, reside en la cabeza. Y el chakra ajna, situado en el centro de la cabeza, crea la sensación de «yo».

La aplicación de los métodos de trabajo espiritual a uno mismo otorga la posibilidad de una rápida transformación cualitativa así como del crecimiento cuantitativo de la conciencia.

Y la conciencia, transformada y desarrollada de esta manera, pronto se vuelve capaz de una existencia que es relativamente independiente de su cuerpo, y aprende a moverse de un objeto material a otro, así como dentro de las dimensiones espaciales intangibles (eones, lokas), adquiriendo de este modo desenvoltura y maestría en toda la escala de la multidimensionalidad del Absoluto.

Es importante no sólo dominar esto en sitios de poder especiales como éste, sino también comprender teóricamente qué es lo que sucede en tales casos, a fin de asimilar esto bien y evitar diversos «fracasos» o «fallas» en el futuro.

Así pues, vamos a probar lo siguiente:

«Ahora puedo percibirme a mí mismo como mi cuerpo material.

»Y además ¡puedo percibirme a mí mismo como el corazón espiritual, que también tiene los brazos de la conciencia, por encima de toda la extensión sobre el mar, cubriendo así una distancia de muchas millas!…»

Entonces debemos entender que si me percibo a mí mismo en alguna parte, ¡significa que estoy allí! Extiendo mis brazos de conciencia hasta ese lugar, a decenas de kilómetros, y me desplazo yo mismo allí (a mí mismo como corazón espiritual, el cual habitualmente existe entre mis brazos). Y si he hecho esto, quiere decir que ahora yo soy la conciencia expandida que existe allí. Por otra parte, puedo mirar desde aquel lugar en dirección a nuestros cuerpos, de pie en la playa. Y ahora ¡dejemos que cada uno de nosotros se dé cuenta de dónde estoy yo!

Es necesario aceptar este hecho con la mente: yo estoy ¡en ese lugar en el que me experimento a mí mismo! ¡Necesitamos olvidar que «yo soy un cuerpo material»!

Por añadidura, para lograr el éxito en el Camino del desarrollo espiritual, ¡el cuerpo material debe estar libre de todas las bioenergías innecesarias! ¡Debería volverse completamente puro, transparente!

En primer lugar, purificamos los chakras y los meridianos de la «órbita microcósmica»; a continuación, los meridianos centrales. Ahora vamos a utilizar todos los otros métodos que conocemos para la purificación. Como resultado, el cuerpo se volverá transparente e invisible para nosotros mismos…

En cualquier dimensión espacial que estuviésemos, no deberíamos sentir el cuerpo, ni verlo. Debería ser transparente, invisible. Sólo desde un cuerpo así, nosotros, como conciencias, podemos penetrar en las dimensiones espaciales más sutiles ¡a fin de encontrarnos allí con los Espíritus Santos y el Creador!

* * *

Ahora vamos a resumir: ¿cuál es la diferencia entre el «yo» inferior y el «Yo» Superior?

El «yo» inferior, como ya hemos comentado, «anida» en el chakra ajna.

El «Yo» Superior es la Conciencia Primordial y las Conciencias de los Espíritus Santos y Mesías, consubstanciales con la Conciencia Primordial.

Podemos conocer al «Yo» Superior y fluir en Él únicamente habiendo llegado a ser similares a Él por el nivel de sutileza y desarrollo intelectual, ético y energético.

«Iluminación» significa la transformación de una conciencia en la Luz Divina, puesto que las Conciencias Divinas son percibidas de hecho como la más sutil y más tierna Luz Viviente.

El Camino del yoga en general, incluyendo su más alta etapa llamada buddhi yoga, es el desarrollo desde el estado del «yo» inferior hasta el estado del «Yo» Superior.

El término buddhi se utiliza para denominar tal conciencia desarrollada. Así, al principio era jiva: una pequeña alma encarnada, colocada en el cuerpo y fijada a este cuerpo por algún tiempo. En lugar de ello, cada uno de nosotros debe transformarse a sí mismo en buddhi, una conciencia que crece fuera de su cuerpo material en las dimensiones espaciales sutiles. Y luego, con la ayuda de los métodos del buddhi yoga, se puede cultivar el estado del «Yo» Superior, a Quien también se le llama Atman. Más adelante, Atman debería fusionarse con Paramatman (es decir, la Conciencia Primordial, el Creador). Para esto, existen también los métodos apropiados.

Debemos dirigir el proceso de nuestro crecimiento según tres parámetros. El primero es la refinación. El segundo es el tamaño. Y el tercero es la comprensión del Camino y de mi propio lugar en él, incluyendo la etapa en la que me encuentro en este momento.

Adicionalmente, las Conciencias individuales grandes y desarrolladas hasta el nivel de sutileza Divino deben aprender a unirse con las Conciencias de las dimensiones espaciales Divinas Supremas afluyendo a Ellas.

De esta manera es como el mandamiento principal del Nuevo Testamento, el mandamiento que nos dio Jesús el Cristo, es realizado: «Sean perfectos, así como su Padre Celestial es perfecto!» (Mateo 05:48). Eso significa que debemos llegar a ser idénticos —por la calidad de las almas— al Creador. ¡Sí! ¡Jesús, literalmente, nos ofreció ser idénticos a Dios Padre! Y es totalmente factible hacerlo —bajo la guía de los Maestros Divinos— para el alma que ya estaba preparada.

Así y todo, es preciso que recordemos que el proceso de autoperfeccionamiento no comienza a partir del crecimiento de la conciencia, sino desde la purificación ética.

* * *

La psicología es la ciencia acerca del alma. Por consiguiente, la principal tarea de la psicología debería ser el arte del desarrollo de un alma. Y esto es lo que estamos haciendo ahora. ¡Este debería ser el conocimiento básico de la psicología!

Por otra parte, está claro que la psicología no puede ser materialista, atea. No es posible por su propia definición.

... Verdaderamente, en este maravilloso sitio de poder, un lugar de trabajo del Divino Sarkar, podemos limpiar chakras, meridianos, cuerpos y «capullos» y hacerlos transparentes.

Juan Matus habló de «quemar las emanaciones dentro de los capullos». «Quemar» implica el uso del fuego. Y aquí, en este sitio, hacer esto es lo óptimo, uniéndonos con Sarkar y usando Su Fuego Divino.

Y ¡que nada permanezca en nuestros cuerpos, excepto el Fuego Divino! ¡Nuestro objetivo final es hacer nuestros cuerpos completamente Divinos! Como resultado, deberíamos dominar la capacidad para desmaterializar nuestros cuerpos y luego materializarlos donde sea necesario.

Uno de nuestros Maestros Divinos nos dijo que Él considera la desmaterialización de un cuerpo como el más alto logro de una persona. Y conocemos los ejemplos de tales logros.

* * *

Existe algo semejante a un vector de la escala de la multidimensionalidad. ¿Dónde puede uno encontrarlo?

Va así, a través del anahata expandido.

En aquel extremo de ese vector es posible encontrar la creciente densidad de lo negro; vamos a sentir allí la frontera con el infierno. (¡Pero no entren ahí! ¡Se tornarán muy sucios! No obstante, ¡resulta muy útil conocer la frontera de esta dimensión espacial oscura!)

Si pasáis, siguiendo este vector, a su extremo opuesto, podréis encontrar vuestro Atman.

… Nuestros cuerpos en su totalidad existen en una sola dimensión espacial —estrato de prakriti (o de la materia)—. Pero el término organismo no es idéntico al término cuerpo. Nuestros organismos son estructuras multidimensionales, es decir: están presentes en varias dimensiones espaciales de manera simultánea. Pese a ello, una persona «ordinaria» vive sólo en una dimensión espacial; ella no ocupa otras dimensiones espaciales consigo misma como conciencia, de modo que esos estratos o dimensiones espaciales existen sólo como su potencial.

También deberíamos tener en cuenta que nuestros organismos multidimensionales son mucho más grandes, en su volumen, que nuestros cuerpos materiales. Esos organismos son de diferentes tamaños según las diferentes personas e incluyen, entre otras estructuras, los «reservorios» con la energía Atmica llamada Kundalini; de esto ya hemos hablado antes.

Cada persona tiene una oportunidad de mudarse —pasiva o activamente— con la mayor parte de sí misma como conciencia a las dimensiones espaciales del paraíso o del infierno. Depende del estado de conciencia al que nosotros mismos nos hemos acostumbrado durante la vida en nuestros cuerpos: a lo sutil, a lo tierno y al amor solícito, o a los estados groseros tales como la irritación, el odio y demás.

Los métodos del buddhi yoga nos permiten aprender a entrar, a permanecer y a actuar de manera activa y eficaz en las dimensiones espaciales del Espíritu Santo y de la Conciencia Primordial.

En el libro Ecopsicología hemos publicado el esquema para el estudio de la estructura del Absoluto. Ilustra exactamente aquello de lo que estoy hablando: la estructura del organismo humano multidimensional, en cada parte de la cual uno puede aprender a entrar y permanecer.

Hay dos términos vinculados: microcosmos y macrocosmos. El primero apunta al conglomerado multidimensional de un organismo humano; lo que estamos examinando ahora mismo. Es como un modelo en miniatura del multidimensional macrocosmos-Absoluto. Después de haber dominado el microcosmos, podemos encontrar fácilmente nuestro lugar en la correspondiente parte del Absoluto.

Por la forma en que vivimos sobre la Tierra nosotros, de hecho, escogemos en qué dimensión espacial viviremos tras abandonar nuestros cuerpos materiales: en el infierno, en el paraíso, en la Morada del Creador, etc.

Podemos encontrar un vector de la escala de la multidimensionalidad en el interior del microcosmos. Este vector cruza las dimensiones espaciales en las que ya hemos aprendido a vivir y también las dimensiones espaciales inexploradas.

Voy a repetir una vez más el mismo concepto: cada uno de nosotros es como un edificio de siete pisos, pero multidimensional. Esos «pisos» son los estratos multidimensionales. Cada uno de nosotros es el «Absoluto en miniatura» dentro del omniabarcante Absoluto. Y nosotros, después de habernos desarrollado a nosotros mismos, podemos movernos a voluntad de un «piso» a otro, quedarnos durante mucho tiempo en algunos de ellos, y crecer allí. De esta manera es como vamos a seguir existiendo en esas dimensiones espaciales tras la separación de nuestros cuerpos.

Está claro que para nosotros tiene todo el sentido explorar nuestro propio edificio «de siete pisos», poniendo especial énfasis en los «pisos» que están «habitados» por la Conciencia Divina.

Adicionalmente, es útil saber que desde los estratos groseros de la multidimensionalidad no es posible ver lo que está sucediendo en los estratos más sutiles. Por el contrario, desde los estratos sutiles podemos ver fácilmente los estratos más densos y todo lo que ocurre en ellos. Así es como el Creador y los Espíritus Santos ven y mantienen bajo su control todo cuanto sucede en los estratos más densos del Absoluto. Ellos lo ven y pueden controlar los eventos que están teniendo lugar allí si quieren. Cada alma es vista por Dios sin ninguna limitación; no es posible ocultarse de Él en parte alguna. Y cada Uno de los Espíritus Santos tiene un infinito número de Brazos, con los cuales Él o Ella puede fácilmente supervisar a todas las criaturas menos desarrolladas.

Así es como los Maestros Divinos unen en diferentes situaciones a aquellas almas que han de influir los unos en el desarrollo de los otros. Así es, entre otras maneras, como las personas justas se encuentran con los villanos, los Santos con los pecadores, un futuro cónyuge con otro, las personas con los animales, etc.

Entre otras cosas, los Espíritus Santos controlan el proceso de encarnación de las almas en esos cuerpos que serán los más adecuados para su posterior evolución.

* * *

Adquiriendo maestría en todo esto aquí y ahora, en este sitio de poder, podemos con bastante facilidad aprender a extender nuestros brazos de amor a cualquier distancia desde los corazones espirituales; mantener en la palma de nuestras manos a diferentes seres encarnados y saturar sus cuerpos con el poder del Amor.

En el hinduismo existe una imagen de culto de Shiva con muchos brazos. Esta imagen muestra la realidad acerca de la que estoy hablando. Sin embargo, ¡ahora nosotros ya podemos crear incluso un mayor número de nuestros brazos de Amor!

Así es como los Espíritus Santos actúan.

El mismo método de trabajo con los brazos del corazón espiritual desarrollado nos permite ingresar fácilmente en la Morada del Creador. Para ello, debemos mover hacia Ella tanto los brazos de la conciencia, como \x{200b}\x{200b}a continuación el corazón espiritual, del cual se compone el alma, que se moverá con facilidad hasta el espacio que he abarcado entre esos brazos…

A través del mismo mecanismo llenamos con nosotros mismos cada cosa impregnada con nuestros brazos. De esta manera comenzamos la transformación de nosotros mismos en el Absoluto… Advirtamos cómo los innumerables Brazos del Creador, el Unido Nosotros, impregnan la totalidad de la Creación…

… Así pues, ahora sabemos cómo hacer realidad nuestra consubstancialidad con la Conciencia Primordial y con la totalidad del Absoluto. Fue fácil experimentarlo en este sitio de poder, si bien ahora tenemos que dominar este estado en la vida cotidiana, en otros lugares también.

Nuestra tarea principal aquí era averiguar cómo puede hacerse. De hecho, no importa cuántas veces alguien diga: «¡Conviértete en la Conciencia Primordial!», «¡Sé el Absoluto»; esto nada ayuda si uno no sabe cómo. Ahora les he explicado a grandes rasgos cómo es posible lograr esto.

Literatura recomendada

  1. Antonov V.V. — Corazón Espiritual. Religión de Unidad. «New Atlanteans», 2015.
  2. Antonov V.V. — Cómo conocer a Dios. Autobiografía de un científico que estudió a Dios. «New Atlanteans», 2014.
  3. Antonov V.V. (editor) — Cómo conocer a Dios. Libro 2. Autobiografías de los discípulos de Dios. «New Atlanteans», 2008 (en ruso).
  4. Antonov V.V. (editor) — Trabajo espiritual con los niños. «New Atlanteans», 2015.
  5. Antonov V.V. — Obras clásicas de la filosofía espiritual y la actualidad. «New Atlanteans», 2014.
  6. Antonov V.V. — Ecopsicología. «New Atlanteans», 2014.
  7. Antonov V.V. — Conferencias en el bosque sobre el Yoga Más Alto. «New Atlanteans», 2008 (en ruso e inglés).
  8. Antonov V.V. — Bhagavad-Gita con comentarios. «New Atlanteans», 2014.
  9. Antonov V.V. — Tao Te Ching. «New Atlanteans», 2008.
  10. Antonov V.V. — Anatomía de Dios. «New Atlanteans», 2012.
  11. Antonov V.V. — La vida para Dios. «New Atlanteans», 2014.
  12. Tatiana M. — Al otro lado del mundo material. «New Atlanteans», 2012.
  13. Teplyy A.V. — Libro de los Guerreros del Espíritu. «New Atlanteans», 2010.
  14. Zubkova A.B. — Historia de princesa Nesmeyana e Ivan. «New Atlanteans», 2007 (en ruso e inglés).
  15. Zubkova A.B. — Dobrinya. Bilini. «New Atlanteans», 2008 (en ruso e inglés).
  16. Zubkova A.B. — Diálogos con Pitágoras. «New Atlanteans», 2008 (en ruso e inglés).
  17. Zubkova A.B. — Parábolas Divinas. «New Atlanteans», 2010.
  18. Zubkova A.B. — Parábolas de Lao Tse. «New Atlanteans», 2014.
  19. Zubkova A.B. — Parábolas sobre el padre Zosima. «New Atlanteans», 2014.

 
ARRIBA